Manzanillo a través de sus vías, lagunas y el mar


Mayahuel Hurtado.-

TERMINA EL CICLO escolar y con ello se incrementan los gastos, pues a pesar de que el titular de Educación en el estado solicitó mantener la austeridad para evitar que las celebraciones de quienes egresen golpeen la economía, son los padres que en su alegría de ver que sus hijos han superado una etapa escolar más, deciden hacer gastos de fin de cursos, buscando lucir acordes al evento y de pasadita hacer una comida o reunión entre familiares y amigos para celebrar este logro educativo.

Lo malo es que el festejo dura unas horas y la racha de esta temporada veraniega, por lo menos dos meses; así es, amable lector, las recomendaciones de los economistas son “ahorre, administre y prepárese para la temporada escolar que inicia en agosto”, es fácil el viajecito, los paseos, las salidas y comidas, pero recuerde que todo afecta al bolsillo y en estas épocas de economía complicada, debemos buscar las mejores alternativas para nuestras familias, sobre todo aquellas que tienen más de un hijo, pues entre uniformes, mochilas, útiles y calzado, se avecina un gasto fuerte.

MAGISTERIO, a la expectativa. En primer término, porque cierra el primer ciclo y dejaremos ver en próximos meses las adecuaciones de la Reforma Educativa que comenzó su etapa previa en este ciclo que termina.

Aparte de esto, viene la Ley del Bullying y son quienes trabajan a diario con el alumnado quienes buscan en las Reuniones de Consejo Técnico Escolar las estrategias para anteceder esta situación de “acoso escolar”, que insisto, se originan en casa, bajo un clima hostil o uno en el que hay desatención de los hijos.

Los padres que no están pendientes de las conductas que sus hijos desarrollan, ni tampoco de las amistades que frecuentan, se sorprenden cuando los desenlaces son lamentables para quienes son víctimas del bullying.

Considero que esta arista debe resolverse lo antes posible y no sólo enfocar la lupa en la escuela, que es donde los docentes se percatan que existe el problema; para ello es necesaria una revisión exhaustiva que faculte a las autoridades educativas para aplicar un reglamento y de manera temporal retirar de las aulas al acosador, al que se le acreditó la práctica del bullying y se les exija a los padres de familia que este alumno reciba una serie de terapias y previo a una valoración regrese al aula o centro educativo especializado para manejar alumnos que presenten estas situaciones.

Una realidad es el Artículo 3° Constitucional, que garantiza la educación, y otra muy distinta que por ley deban permanecer alumnos que han cometido hechos que dañaron la integridad física de otro miembro del centro educativo. Insisto en que se deberá trabajar en conjunto con las autoridades educativas de todos los niveles para analizar la restricción temporal del mismo en caso de bullying, buscando en todo momento salvaguardar la integridad física de las mayorías y evitando que estas conductas reprobables sean imitadas por otros alumnos.

AUSENCIA DE ESTUDIANTES impacta en el transporte público, ya que siempre se quejan de que éstos generan problemas en los pagos del pasaje, pero la realidad es que representan números muy convenientes para los trabajadores del volante, quienes en esta temporada vacacional deberán disminuir el número de corridas diarias.

Así es, amable lector, ahora ya no será el alumnado el pretexto para que conductores del servicio de transporte urbano se quejen amargamente y ni que los alumnos reciban de algunos choferes tratos poco asertivos al abordar las unidades. Dicen que en la ausencia se valora lo que a nuestra vida y trabajo importa.

De igual forma, por el bienestar de los bolsillos porteños, se espera que el descuento para los estudiantes se siga respetando, pues el hecho de estar en receso de labores no les quita ni un centímetro de ser alumnado.

RACHA COMPLICADA para miles de madres solteras porteñas, la realidad de quienes son las jefas de familia, por viudez, abandono o falta de responsabilidad de los padres de sus hijos, tienen que hacer mil esfuerzos para sacarlos adelante, trabajar y hacer frente a los gastos de vacaciones e inicio de ciclo escolar.

Una realidad que poco se analiza pero es tan palpable en el puerto, que pareciera una de las costumbres el que la mujer sea quien enfrente los retos de un hogar, mientras que en algunos casos los padres irresponsables no son molestados en lo absoluto y se den el “lujo” de tener hijos por doquier.

Ojalá en próximas fechas se endurezcan las penas para quien omite el cuidado de sus hijos y en la parte del aparato judicial se le dé celeridad a las denuncias presentadas por miles de mujeres porteñas.

FINALIZO MI columna resaltando el esquema educativo del Cendi del Partido del Trabajo (PT), un modelo integral muy completo, un filtro complicado por la falta de espacios y centenares de padres preocupados y en espera de que sus hijos tengan la oportunidad de cursar en sus aulas.

Me llama la atención la enseñanza del idioma náhuatl, la carga cultural y artística, así como las actividades deportivas. Esperemos que la Reforma Educativa permita que la niñez y la adolescencia pueda abrazar una educación básica muy completa y de calidad.