Llegarán buques con 25 mil contenedores


Carlos Valdez Ramírez.-

Manzanillo está destinado a ser un puerto de clase mundial, hoy es uno de los principales del país, el número uno en el Pacífico y en el futuro va a ser el que maneje el 50 por ciento de los contenedores que se muevan en la República Mexicana, ya que llegarán buques hasta con 25 mil contenedores.

Así lo señaló en entrevista con EL NOTICIERO DE MANZANILLO, el presidente de la Comisión de Puertos y Marina mercante de la Cámara de Diputados Federales, Arnoldo Ochoa González.

Explicó que además, como aduana portuaria Manzanillo es por la que ingresan más recursos a la Hacienda nacional, y la segunda en el país (contando marítimas y terrestres), sólo atrás de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Arnoldo Ochoa mencionó que el año pasado 283 millones de toneladas de carga ingresaron por los puertos del país y el proyecto en este sexenio es que se logre llegar a 500 millones y que esté instalada la capacidad de poder manejar esa carga. “Tener 4 puertos de clase mundial: Manzanillo y Lázaro Cárdenas en el Pacífico,  Altamira y Veracruz en el Golfo”, apuntó el legislador federal.

Abundó que el año pasado Manzanillo manejó 2 millones 150 mil teu’s y este año logrará entre 2 millones 300 a 2 millones 400 mil.

Además -continuó- hay capacidad instalada y el proyecto para el final de este sexenio, de que se manejen 8 millones de teu’s en el país, de los cuales el puerto de Manzanillo manejará la mitad.

Arnoldo Ochoa mencionó que el comercio marítimo internacional tiene como base los  puertos hubs, que son grandes concentradores y distribuidores de carga hacia todo el mundo como el de Shanghái, Singapur, Rotherdam, o los de San Diego y Los Angeles en la costa oeste de Estados Unidos.

Abundó que las características de estos puertos son que tienen una gran concentración de contenedores, sin olvidar los graneles agrícolas y minerales y una gran capacidad de distribución a todo el mundo, por medio de la carga contenerizada, que  es la forma de transporte más segura.

Agregó que luego de los puertos hubs, siguen los hubs regionales, como Manzanillo, que recibe la carga de los grandes y la distribuye a la zona continental, además de ser centros logísticos que tienen una gran capacidad de plataforma intermodal.

“Estos hubs regionales deben tener buenas terminales portuarias y ser centros para distribuir al interior de la República, (en el caso de Manzanillo) o a otros países, con rutas alimentadoras o de cabotaje interno o internacional, sistema ferroviario y carretero, así como grandes centros logísticos de distribución”, comentó el diputado federal.

Añadió que ese es el destino de Manzanillo, para bien del municipio, del estado y de la República, pues es el motor de la economía del estado, pero a la vez un gran puerto ya considerado como hub regional.

Ponderó que Manzanillo se está preparando con obras de infraestructura portuarias como canales de navegación más profundos áreas de ciaboga  y maniobras más profundas, para dar cabida a los barcos portacontenedores.

Al respecto indicó que hoy ya surcan barcos que traen 12 mil contenedores, otros que cargan arriba de 17 mil contenedores y están construyendo de más de 20 mil, por lo que el puerto de Manzanillo debe prepararse para poder recibirlos.

Arnoldo Ochoa enfatizó que ese es el futuro del comercio mundial, porque es más barato el transporte marítimo que el ferroviario y carretero y en el caso de Manzanillo se están haciendo obras de infraestructura portuaria y mejores terminales equipadas con grúas post Panamax.

A Manzanillo -señaló Arnoldo Ochoa-, llegan grandes navieras, sobre todo del Oriente que es en donde están las economías más activas del mundo y con mayor desarrollo económico y tenemos la costa oeste de Estados Unidos y Canadá y hacia al sur una gran cantidad de aliados en Centroamérica y América del Sur y por el canal de Panamá también se manda mucha carga que llega a través de nuestro puerto.

Ochoa González advirtió que para lograr lo que se espera de Manzanillo, tenemos que mejorar su sistema intermodal y “por eso son las grandes obras de carácter ferroviario para darle salida al tren y mejorar la relación puerto ciudad, lo mismo que con el túnel, pero también es compromiso del presidente Enrique Peña Nieto ampliar la autopista Manzanillo-Guadalajara y el libramiento para poder satisfacer las necesidades no sólo del transporte de carga sino de ciudadanos y del turismo.

“Son obras terrestres, ferroviarias y marítimo portuarias, hay que mejorar, pero tenemos de las mejores terminales del mundo y eso lo convierte en hub regional y Centro Logístico internacional, motor de la economía regional, por lo que vemos que no sólo tiene un gran presente, sino un gran futuro y en un plazo a cuatro años va a manejar la mitad de toda la carga del país”, concluyó Arnoldo Ochoa.