Las fuentes de la ciudad no funcionan

Por acciones de vandalismo y el robo de piezas y materiales se ha descompuesto el equipo que activa la circulación y el brote de agua de las fuentes, por lo que se suma a esta problemática la falta de vigilancia en las áreas donde está este patrimonio que ha sido consolidado a través de varias administraciones municipales. | Foto: Especial

Las fuentes centrales del jardín Núñez, jardín Libertad y del jardín del barrio de San José no están funcionando porque están descompuestos los equipos que hacen rotar y reciclan el agua, dejando sin atractivo principal a estas plazas emblemáticas de la ciudad y de varias más, que forman parte del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural del espacio público de la capital de Colima.

La Dirección de Parques, Jardines y Áreas ver- des del municipio de Co- lima tiene un presupuesto anual de 56 millones de pesos y medio para este año 2021, pero el 97.3 por ciento del dinero está asignado para pagar los sueldos y prestaciones del personal sindicalizado. Tiene un presupuesto tan robusto como el personal asignado, pero la inversión para materiales y suministros de mantenimiento o reparación de los bienes muebles, inmuebles e intangibles, no llega siquiera a los dos millones de pesos.

Por acciones de vandalismo y el robo de piezas y materiales se ha descompuesto el equipo que activa la circulación y el brote de agua de las fuentes, por lo que se suma a esta problemática la falta de vigilancia en las áreas donde está este patrimonio que ha sido consolidado a través de varias administraciones municipales.

El costo de reparación, por tratarse de equipo sofisticado, no está al alcance de la administración municipal pese a que el presupuesto alcanza casi 57 millones de pesos cada año. Mientras tanto, los robos del cable o componen- tes de las fuentes se llevan a cabo con facilidad.