Lancheros afectados por Ley de Pesca


Germán Ramírez Ríos.-

Los lancheros que rentan sus embarcaciones a turistas se han visto afectados en su economía, debido a que la Ley Federal de Pesca y Acuacultura obliga a que todo aquel que realice actividades de pesca deportiva turística o recreativa, deba llevar un permiso personalizado al momento de realizar la práctica y muchos de ellos no lo tienen o desconocen el trámite.

Dio a conocer el Capitán Vidal Dávalos Laurel, perteneciente a la Asociación de Servicios Náuticos Pez Vela, quien agregó que los prestadores de servicios turísticos no se oponen a que se realice un cobro por este derecho, pero que deben ser más flexibles al momento de exigirlo.

Señalando que se encuentran en pláticas con el Comité Estatal de Pesca Deportiva y Turística que encabeza el ingeniero Marco Iván Alcaraz Ley, para que les permitan pagar permisos anuales por cada embarcación de las que tienen concesión federal para hacer la pesca deportiva y así cumplir con el requisito que la ley les obliga.

Dávalos Laurel tiene la confianza en que contarán con la comprensión de Conapesca, dependencia a donde tienen que realizar los trámites por internet; detallando que el permiso se consigue ingresando a la página de la Sagarpa, que cuenta con un capítulo para expedición de permisos; pero resulta un poco tardado ya que tienen que llenar un formato, sacar una copia que se lleva al banco para realizar el pago, donde les emiten una clave que vuelven a ingresar a la página y al término de todos estos pasos pueden imprimir su permiso.

Señaló que muchos de los clientes locales deciden ir a pescar de última hora, pero los nacionales y extranjeros desconocen este tipo de trámites y quienes los conocen son poco previsores, lo que sin duda afecta la prestación del servicio y a ellos en su economía.

El capitán, indicó que él en su embarcación cuenta con un permiso que expide la SCT, para el turismo marítimo náutico, además, como patrón cuenta con un permiso para la pesca personal, al igual que su marino, pero si el pescador o el que renta la lancha no lo tiene, se verá obligado a realizar el trámite que les llevará prácticamente toda la mañana en realizarlo, limitando así la prestación del servicio.

Aclaró que hay quienes llegan a las siete de la mañana para rentar una embarcación, pero si no cuentan con el permiso no podrán realizar la pesca; por lo que proponen realizar un convenio que les autorice a contar con permisos anules sin nombre, para poder  solventar el requisito que les exigen.

Por último, comentó que también se debería poner una estricta vigilancia para evitar la pesca furtiva del pez vela, marlín, dorado o el gallo en las aguas nacionales.