¿Y… el lago y la fuente del Parque Hidalgo, Insúa?


Avenidas como San Fernando, Los Maestros, Rey Colimán y 20 de Noviembre son embellecidas

Artículo de Blanca Calzada

El Ayuntamiento de Colima, a través de la Dirección de Servicios Públicos, está realizando trabajos de ornamentación y embellecimiento en los camellones y glorietas de la ciudad. Lo anterior lo podemos constatar los habitantes de esta ciudad al pasar por las avenidas más importantes, donde observamos a empleados del municipio poniendo pasto en rollo y plantas ornamentales que mejoran en mucho el paisaje urbano de esta capital.

Vialidades como la de San Fernando, Los Maestros, Rey Colimán y 20 de Noviembre han sido embellecidas con plantas de ornato que se producen en el estado como: dracenas, gudelias y aves del paraíso, entre otras.

Dentro de la programación de la mejora urbana están incluidas otras avenidas, como Ignacio Sandoval, del Campesino y Niños Héroes.

Una ciudad con el mantenimiento constante y con el mejoramiento de sus áreas verdes es indispensable, no sólo para agradar a la vista, sino que estos espacios tienen que darle simetría, orden y limpieza, a un entorno donde la violencia recurrente tiene en constante estrés a su población.

Nada era más relajante que el ir al Parque Hidalgo para oír el trinar de las aves y envolverse en la belleza de una fuente que bajo una enorme parota, oxigenaba el agua de un lago que con burbujas dibujaba los sueños y nostalgias de los comensales que con frecuencia llevaban su “itacate” para disfrutar con amigos, familiares y desconocidos del abanico de las palmeras que con su vaivén, refrescaban no solo el cuerpo, sino que también armonizaban el alma.

Pero el lago y la fuente desaparecieron y con ello la mejor terapia social que los capitalinos tenían para sanar sus temores, sus miedos y angustias provocados por una ciudad que empieza a ser desconocida por su furia inexplicable y por la descomposición de su tejido social.

Sería un error muy grave pensar que los espacios recreativos no son importantes para estimular una convivencia pacífica y que no son importantes para sanar las frustraciones y mejorar la calidad de vida, porque en cierto sentido en los espacios verdes se aspiran los aires de libertad y de integración social.

Colima es una ciudad con jardines y parques muy bellos, uno de ellos es el Parque Hidalgo, un espacio lleno de historia, tradición y convocatoria. En 1817 se celebraron cruentas batallas entre insurgentes y tropas liberales. En su origen se llamaba El llano de Santa Juana y en 1885 pasó a ser conocido como Paseo del Progreso.

En la parte sur se instaló la terminal del tranvía de mulitas que atravesaba el parque para dirigirse hacia La Alameda (hoy Jardín Núñez), continuar por la calle Del Comercio (Avenida Madero) hasta la Plaza de Armas (Jardín de la Libertad). Este típico medio de transporte público dejó de funcionar en 1935.

Con música de la orquesta “La Lira de Colima”, bajo la batuta del maestro José Levy, se inauguró como Parque Hidalgo y se develó la escultura del Padre de la Patria, el cinco de mayo de 1912.

Como un dato extraordinario, en 1924, aviones leales al presidente Obregón lanzaron una bomba que impactó donde acampaban los combatientes contrarios. En el año de 1955, en una convención estudiantil, se formó la Federación de Estudiante de la Universidad de Colima y en 1984 fue inaugurada la Plaza Cívica.

No hay una explicación de por qué quitaron la fuente y dejaron que el tiempo se encargara de acabar con el lago, que ahora es un socavón con el recubrimiento estriado por el Sol y el olvido. Lo más representativo y reconfortante que tenía el Parque Hidalgo requiere de ser rescatado por el Ayuntamiento o por la sociedad civil, porque no podemos dar pasos para atrás destruyendo un lago y una fuente, que eran el atractivo más visitado de este hermoso lugar y porque también, eran parte de un espacio abierto de terapia colectiva.

Se el primero en comentar en "¿Y… el lago y la fuente del Parque Hidalgo, Insúa?"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.