La Panga


Mayahuel Hurtado.-

CON EL aumento de vehículos y los trabajos que se realizan en el tramo de la carretera a Jalipa hasta el recinto portuario, así como las obras del túnel ferroviario, se ha notado un incremento de contaminantes que se aprecia al amanecer, al caer la tarde o bien, las amas de casa señalan que en sus techos, ventanas y tendederos queda una ligera capa de tizne; en algunos casos, el olor que produce el smog, así como el combustible que se quema y expulsan los escapes de los vehículos, es causante de mareos, dolores de cabeza, ardor de nariz y ojos, entre otros padecimientos.

Expertos en el área de ecología de la Universidad de Colima me explicaron que todo es consecuencia de los contaminantes que diariamente se concentran en zonas específicas del puerto de Manzanillo, si a esto le sumamos los vehículos varados en diversas horas del día y la contaminación que produce la Termoeléctrica, tenemos que en un par de meses, este problema se irá agudizando, debido a que los trabajos que se realizan para mejorar las vialidades y la infraestructura portuaria, producirán cierres que complicarán el flujo vehicular adecuado, por lo que la calidad del aire se verá afectada.

Después continúa el agua y tendremos al doblarla esquina un problema ambiental como el que atraviesan las ciudades de gran importancia en el país.

LOS ACCIDENTES CARRETEROS aumentarán en estas épocas, considerando que miles de porteños acuden a la Feria de Todos los Santos en Colima, pues al salir de Manzanillo o al regresar, el exceso de velocidad, alcohol, conductores cansados, inclemencias del tiempo, imprudencia de ciertos conductores y el tramo en reparación, resultan ser una combinación fatal para garantizar una seguridad al 100 por ciento.

Pero, los Angeles Verdes y las corporaciones de seguridad pública, buscando en la medida de lo posible evitar estos funestos accidentes carreteros, ya pusieron manos a la obra. La conciencia debe imperar en quien conduce, acentuarla triplemente si viaja con familia, así que no queda de otra que revisar puntos de seguridad en vehículos, como llantas, frenos, motor, suspensión y a respetar las señales viales y letreros carreteros, pues estas señales nos permiten elevar nuestra seguridad.

LA CULTURA del día de muertos le va ganando cada año terreno al Halloween, en Manzanillo ya es más el acercamiento con las tradiciones mexicanas y los planteles educativos refuerzan en una campaña nunca antes vista, el que niños, adolescentes y jóvenes participen en diversas actividades para reforzar nuestro acervo cultural.

Es así como los vemos pintando calacas, armando altares, periódicos murales, comprando o picando papel, preparando aperitivos como chocolate y el tradicional pan de muerto.

De ahí vienen las catrinas, ya sea en bulto o las niñas que gustan disfrazarse de ellas, para dar mayor simbolismo a estas fechas. Lo que aún sigue vigente es la elaboración de las calaveritas, donde con un toque de humor, nos hacemos amigos de la huesuda.

Ya lo dijo el titular de la Secretaría de Educación, Guillermo Rangel, al referirse acerca de la importancia de estas tradiciones y sumarse a los esfuerzos todos los planteles educativos en el estado y mantener viva la cultura del Día de Muertos.

EN OTRO TEMA, la importancia de la construcción de un mirador en la zona de cerros que Manzanillo tiene, aprovechando la geografía del municipio y sacándole mayor provecho para que el turista pueda apreciar la belleza de esta tierra marina y generar un atractivo más en la zona. Así lo mencionaron un grupo de señores que aparte de tener la madurez en la edad, han sido testigos del desarrollo de Manzanillo, fue así como en una charla de sobremesa, con café y tabaco en mano, estos distinguidos señores hablaban de la necesidad de generar las condiciones para que Manzanillo tuviera más que ofrecerle a los visitantes.

FINALIZO MI columna con las recomendaciones que el área de Salud realiza para la visita a los panteones el próximo dos de noviembre: Acudir en horas que la incandescencia del Sol no sea tan aguda. De ser así, buscar estar cercanos a la sombra de un árbol y mantenerse bien hidratados.

Como se trata de un camposanto, es muy importante mantener la higiene en todo momento, recomendando lavar las áreas donde estarán los alimentos; de igual forma, lavarse las manos de manera continua, más si va a manipular alimentos.

En todo momento estar al cuidado de los menores, recordemos que en algunas zonas hay hundimientos y cuidar que no ingieran alimentos, sin antes observar la higiene adecuada. Finalmente, llevar un botiquín de bolsillo con lo indispensable para estar preparados para alguna contingencia menor.