La Panga


Mayahuel Hurtado

DICE UN conocido refrán: “Del plato a la boca se cae la sopa” y eso es lo que tiene paralizado a miles de porteños que esperaban ayer se diera la noticia de que Virgilio Mendoza sería el abanderado del blanquiazul al Gobierno del Estado. Es de llamar la atención que se esperaran hasta el final para desbaratar lo que ya se tenía armado.

Ayer por la tarde, en el restaurante El Caballito, se hizo el anuncio oficial por parte de Virgilio: “La dirigencia Nacional del PAN ha designado a Jorge Luis Preciado como precandidato a la gubernatura del estado, situación que apoyo. Tardé en decidirme, pero anunció que no iré a la contienda, le deseo lo mejor al candidato”, palabras que dejaron atónitos a los presentes.

Y es que no debemos olvidar que hace poco tiempo, Gustavo Madero fue blanco de ataques, primero por su separación 112 días del cargo, para buscar una candidatura a una diputación por la vía plurinominal y, posteriormente, por las imposiciones en las designaciones en todo el país del PAN, cuando el líder nacional, bajo el lema “no hay candidaturas seguras, sólo llegarán los mejores”, comenzaron a acomodarse las piezas, pero las de los hijos de Madero.

Para nadie es un secreto que casos como el de Margarita Zavala cimbraron las estructuras panistas a nivel nacional y es en diversos lugares que comienza a manifestar el rechazo por las designaciones panistas de los maderistas, pero aquí, para nadie es un secreto que Gustavo Madero perdió la contienda como dirigente nacional, pues el endeble trabajo de Jorge Luis Preciado y su equipo en la capital del estado, y en Manzanillo Martha Sosa y Gretel Culin, no tuvieron la fuerza suficiente para que decidiera cobrar esa vieja factura al equipo de Ernesto Cordero, liderado por Virgilio Mendoza y Gabriela Benavides en el puerto.

Miles de simpatizantes y otros cientos de militantes, demostraron su poderío en aquella justa, quienes esperaban un candidato proveniente del mar, mismo que daría batalla y enarbolaría los ideales de igualdad y justicia que por décadas se han concentrado en la zona norte del estado.

Es así como se cierra un capítulo, desde hoy comenzarán las historias del “hubiera” pero, no hay que especular, me queda claro que el nuevo abanderado del PAN no está a la altura que las circunstancias actuales, las corrientes panistas están fracturadas y sí irán los mejores, pero los mejores ante los ojos de Gustavo Madero.

HORACIO ARCHUNDIA es uno de los ciudadanos más comprometidos con la historia, basta charlar con él para darnos cuenta que hay dominio de elementos históricos de sucesos en el puerto.

“Crecí toda mi vida al lado de un historiador, el gobernar temas y contenidos históricos en archivos que no eran de conocimiento de todos era su pasión, generar crónicas, describir lugares, elaborar líneas del tiempo y hacer investigación de campo es, sin duda, un verdadero arte, que generalmente no es bien remunerado.

“Los hombres de la historia, son hombres de pasión, son eruditos, son guerreros combativos en la defensa de sus archivos, en la incesante búsqueda de proyectar la historia, desde una perspectiva nueva, natural”, es así como el cronista porteño Horacio Archundia, ha dejado gran parte de su vida en sus trabajos.

FINALIZO mi columna diciéndole que continúan las obras de remodelación en diversas partes del puerto y hay que comprender que generan ciertas molestias, pero si pensamos a futuro, los beneficios de tener una ciudad con modernas vialidades y materiales durables, que garantizarán que en lluvias no existan los enormes baches, bien vale la pena, ¿o no lo cree usted así, querido lector?