La Panga


Mayahuel Hurtado

 

NO ES CASO exclusivo de la Carrillo Puerto, en la Avenida México y otros puntos del Centro Histórico están encendiéndose focos rojos debido a la inseguridad de esta zona y es que ya no se espera a que la noche sea el escenario, pues los atracos se dan a plena luz del día.

Ayer, poco antes de las cinco de la tarde, se registró un asalto a una joyería ubicada en la Avenida México, hechos en los que la gente refiere haber visto un vehículo de color rojo, modelo antiguo, con placas extranjeras, mismo que en cuestión de segundos se acercó a la banqueta, varios sujetos se bajaron y al parecer robaron dicho comercio.

Lo lamentable es que aparte de que el centro está en crisis económica, se estén registrando estos incidentes, por lo que se requiere de una mayor vigilancia, pues no eran ni las seis de la tarde y ya había recibido por lo menos 15 llamadas para comunicarles el incidente, mismo que petrificó a los presentes.

Manzanillo es un municipio tranquilo, esperemos que de resultar cierto, sea un hecho aislado y que la policía haya actuado de manera inmediata y tenga respuestas que tranquilicen a quienes acuden al Centro Histórico.

HABITANTES del Valle de las Garzas y Salagua centro se quejan del mal servicio de limpia; asimismo, los colonos de algunas zonas del Barrio I y II reportan fallas con el alumbrado público, misma petición que hacen los vecinos de los andadores de Tapeixtles.

Esperemos que el responsable de Servicios Públicos supervise las áreas referidas y le pida a su personal que trabaje con mayor eficiencia.

En cuanto al tema de la recolección de basura, insisto, ésta debe ser casa por casa, pero al parecer hay colonias consentidas, porque mientras que la gran mayoría deposita la basura en una esquina y se generan focos de contaminación, otras no pasan esas situaciones y si los empleados de la recolección de basura les sobran horas para estar afuera de una tienda “echándose un refresquito”, bien podrían aprovecharlas para pasar a la puerta de cada una de nuestras casas.

SIN CONTROL las tarifas en los taxis, pues los usuarios refieren que les cobran a conveniencia, por el mismo viaje que la mayoría de los taxistas cobran a 50 pesos hay quienes cobran 55, 60 y hasta 63 pesos, bajo el argumento de que así está establecido en el libro, lo mismo sucede con otras cuotas; además, señalan abusos y malos tratos de algunos taxistas, como el caso del 710 del turno vespertino en Santiago, que nunca le regresó el cambio a una pasajera a pesar de que fue reportado.

Delegado de Transportes, los ciudadanos esperemos mano dura para quienes no cumplen con los reglamentos, tan valiosa es la actividad del que presta servicios como la aportación económica del ciudadano.

Esperemos no se cometan más abusos y así como andan prestos revisando placas, con esa misma intensidad den seguimiento a las quejas, Para las radio operadoras, pasen el reporte para que exista la sanción correspondiente y la retribución económica, porque, francamente, ¡No se vale!

LOS ABUSOS laborales más frecuentes, de acuerdo a quienes acuden a la Junta de Conciliación, son: No le otorgan Seguro Social al trabajador, bajar el sueldo, no pagar horas extras y días festivos, no pagar primas vacacionales y aguinaldos, no pagar compensación por descansos trabajados, no pagar compensación y bonos por trabajar las vacaciones, no respetar horarios de alimentos, no respetar pago de incentivos y bonos de productividad, maltrato laboral y hostigamiento, mejor ahí le paro.

Lo curiosos es que los patrones acuden indignados y sulfurados a los citatorios, pues por ignorancia, así como usted lo lee, querido lector, incurren en delito, lo que les impide aceptar el grave error en el que se encuentran.

Bien por los patrones que respetan a cabalidad a sus empleados, que son justos y nunca violan la ley, de los otros patrones abusivos, mejor ni hablamos.

FINALIZO mi columna diciéndole que crece el peligro en el crucero de San Pedrito y es que la maquinaria que actualmente se utiliza para las obras causa preocupación en quienes por ahí transitan. Pero insisto, hay que colocar más señalamientos, nunca se debe escatimar recurso alguno para la seguridad de los ciudadanos y si no, al tiempo y los acontecimientos.