La Panga


Mayahuel Hurtado

LOS ULTIMOS estudios de opinión realizados en Manzanillo revelan que el diputado federal Francisco Zepeda es el propietario de los votos de las personas menores de 24 años y los deportistas. Por su parte, el líder campesino Guillermo Topete tiene altas simpatías en la zona rural y entre las personas mayores de 30 años.

La duda es si Gabriela Benavides podrá retener las simpatías ciudadanas por Virgilio, pues una cosa es Juana y otra muy distinta Chana, lo que quiero decir es que al verificar estos datos y ver las proyecciones a Zepeda y Topete, les dan en el mediano plazo un crecimiento muy considerable en el rubro de aceptación ciudadana en dichos estudios.

Vaya que cambia la política y es igual que la madre tierra, se agita, se calma, se voltea y comienza una nueva etapa, así pasa con los políticos y con los simpatizantes.

UN FOCO ROJO muy grave se enciende en la colonia Marina Nacional, de El Colomo, pues los habitantes están cansados de la presencia de aguas negras en diferentes puntos de esta localidad y es que sólo sabe lo que apesta el canal, quien a diario lo respira.

Esperemos que a la brevedad, la Capdam acuda y le dé puntual seguimiento a las quejas de la ciudadanía, que no son una ni dos, y no pueden tomarse a la ligera, pues no mantener controlado el tema de las aguas residuales acarreará problemas severos de salud.

APROXIMADAMENTE, desde hace 15 años, la capital del estado Colima ha estado en el top ten de las ciudades con mejor calidad de vida, ha recibido diversos reconocimientos como municipio y los ayuntamientos han trabajado de manera activa para que hoy Colima sea una de las ciudades más importantes en el país, considerada una de las más bellas, seguras y mejores opciones para vivir, de ahí el continuo arribo de personas de otras localidades.

Pero, después de todo esto, se ha preguntado quiénes han pagado la factura de la belleza de Colima. La respuesta es sencilla, citaremos de ejemplo a algunos municipios, comenzaré por Cuauhtémoc, que siendo un bastión ganadero, debería ser una ciudad más bella de lo que en realidad es, si en algo se caracterizan las zonas rurales, es en que sus vialidades, edificios y primer cuadro de la ciudad son muy pintorescos, como Comala y Nogueras, por ejemplo, pero a la tierra de las águilas le hace falta que se cubra esa cuenta pendiente.

Ixtlahuacán, en donde han pasado varias administraciones y nos damos cuenta de las grandes necesidades que atraviesan. Lo más significativo que tiene esta municipalidad es sin duda el pabellón psiquiátrico, además de las Grutas de San Gabriel, que es lo que hace que alguien visite esta tierra.

Tenemos a Tecomán, el rostro de la violencia en el estado y es que los boletines de la Procuraduría le dan un merecido primer lugar, pero no es sólo eso, el progreso a Tecomán no ha llegado como se esperaba, situación que no le permite despuntar portuariamente; sin embargo, la tierra del limón está en espera de que en esta vuelta electoral llegue alguien que se acuerde de su gente, de sus necesidades y de sus grandes posibilidades de aportar al desarrollo económico del estado.

Toca el turno a Armería, el rostro de la pobreza, donde la generación de empleos es mínima y su gente debe buscar trabajo fuera de ahí, no hay bancos, no hay dependencias básicas para atender a la población, si alguien se pone grave, debe voltear a Tecomán o pensar en Manzanillo, es tal la necesidad que la gente pide a gritos que alguien los saque de este despeñadero.

Cuyutlán, que salvo las salineras y el museo, no tiene más opciones que la temporada del torneo de surf que cada año espera la ola verde, pero es este Cuyutlán que pudiera convertirse en momento dado en uno de los brazos portuarios de gran importancia para Manzanillo.

Minatitlán se queda atrapado entre las montañas y las minas, pero también las facturas pendientes que se tienen para esta zona altamente productiva.

Termino con mi bello Manzanillo, que tiene las peores vialidades de cualquier puerto de importancia en el país. Pese a su elevado índice poblacional, no le han alcanzado para tener un Servicio Médico Forense, un equipado cuerpo de bomberos, un numeroso cuerpo de Protección Civil, una Cruz Roja que pueda abastecer las necesidades del puerto, entre muchísimas cosas más.

La gente espera que en esta elección ya le toque a su municipio la mano de Dios y se vean favorecidos al ver el desarrollo de sus pueblos.

Los municipios de Villa de Alvarez y Comala no los cito, pues al ser zona metropolitana con Colima les ha caído bastante bien.