La Panga


Mayahuel Hurtado.-

 

LOS PESCADORES están felices, pues recibieron apoyos de la Secretaria de Desarrollo Rural y eso les servirá para fortalecer su actividad en el municipio.

Se debe avanzar en los proyectos de investigación y fortalecer la pesca de escama, si ya no para exportar o vender en otros puntos del país, por lo menos sí como una actividad que nos permita obtener el producto en un menor precio y activar el sector económico en mercados municipales y tía guías en el puerto de Manzanillo.

Está comprobado que la pesca de escama con poca siembra nos da toneladas de carne, es un producto altamente reproductivo y puede ser más barato que otras carnes que se comercializan aquí. Entonces, la apuesta será en primer orden a la investigación, en segundo término a la producción y comercialización y por último eso impactará positivamente en los hogares porteños, pues el pescado es un alimento recomendado en el plato del buen comer, por su valor nutricional, pero también, porque ayudará a comer sanamente y a menor precio.

CADA VEZ son más las necesidades existentes en la clínica del Issste y es que pese a los esfuerzos por el personal, los espacios para atender las urgencias están muy limitados y sólo existe un cirujano por turno y algunas especialidades.

Este dilema no es nuevo, al Issste le falta reclamar el derecho legítimo de la derechohabiencia, pues un porcentaje elevado de trabajadores están concentrados en Manzanillo, pero afiliados a Colima, de tal forma que el Hospital de la capital del estado recibe todos los beneficios y las inyecciones de recursos.

Mientras, Manzanillo recibe el doble de los afiliados y debe sacar el trabajo con el supuesto planeado para esta institución en el puerto. En fin, los desenlaces no mienten y esos los viven los trabajadores y sus familias cuando las urgencias son muchas y los médicos, espacios y medicamentos, son pocos.

LA JUSTICIA SOCIAL es el tema de primer orden en las agendas de los políticos, para nadie es nuevo que la demanda de los sectores vulnerados y los olvidados siempre están en espera de que las promesas que por años los han rondado, se cumplan.

El porteño ha despertado en su conciencia democrática y para prueba de ello son los pasados comicios, en los que ha sido una lucha encarnizada obtener el triunfo. Pero serán los partidos políticos quienes diseñen las mejores estrategias y pacten los compromisos que la gente necesita para salir victoriosos de esta contienda.

“¿Quieren votos?, queremos una presa y proyectos para el campo…. ¿Quieren votos?, queremos la reactivación económica del Centro Histórico… ¿Quieren votos?, queremos apoyos para los sectores vulnerados…. ¿Quieren votos?, queremos mayor promoción para el turismo… ¿Quieren votos?, queremos mayores oportunidades de emprender nuestros negocios…”.

Hasta ahí le dejo, amable lector, las expresiones que la gente comenta a nivel de calle, esas son sus necesidades, los políticos deben echarle una pensada y con lapicito en mano, comenzar a hacer sus cálculos, pues afortunadamente la gente sabe el valor de su voto.

SE PREVEN inflaciones y así como una elevación de la tasa de desempleo de aprobarse el incremento paulatino al salario mínimo para que este alcance un tope histórico.

La realidad es que antes deben realizarse otras reformas, pues los expertos dicen que es muy irresponsable elevar de la noche a la mañana el salario mínimo para que en determinado momento alcancé los 150 pesos, esto sin antes valorar su verdadero impacto, “la gente cree que ganará más, en apariencia así será, pero muchos ajustes deben hacerse, pues en México la mayoría de los créditos y fianzas están tasados con el valor de dicho salario. La inflación alcanzara cifras que hace décadas no se habían visto”, por lo que esto requiere un análisis detallado del impacto positivo o negativo para los porteños.

LOS OLVIDADOS de Tapeixtles, en los andadores, calles, colonias y el jardín, se aprecia la pincelada del olvido. Nadie voltea a los inicios de Manzanillo y todos olvidan al ejido que tanto le ha dado al puerto.

Esperemos que en este 2015 que apenas comienza, la mano de Dios y la del desarrollo social e infraestructura se haga presente y San API proporcione en justicia lo que Tapeixtles ha aportado para que Manzanillo hoy sea el primer puerto de importancia a nivel nacional.

QUIEN TIENE muchas simpatías al interior del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Manzanillo (Sutsam) es don Aurelio Ramírez, el popular “Amigazo”, todo un personaje, un buen hombre con sólido servicio social que ya está listo para nuevos encargos, la sencillez y el trabajo han dejado un buen precedente en sus compañeros, quienes ven en el a un buen líder.

La realidad es que el ciudadano de hoy quiere que los represente gente a la par, no aquélla que desciende de las nubes; el actual líder sindical, Fernando Velasco, no puede dejar de incluir en su equipo a un trabajador tan dedicado y querido por sus compañeros.