La Panga


QUE MAM REGRESE LO QUE SE LLEVO

Mayahuel Hurtado Ortiz

 

Cuando iniciaron los señalamientos contra el ex gobernador Mario Anguiano Moreno, yo emití una sentencia: ¿Por qué hasta ahora señalan los malos manejos del gobernador, es omisión o complicidad?

Y es que la verdad, amable lector, quienes partieron el jugoso pastel y se deleitaron rebanada tras rebanada, hoy algunos se encuentran en otros encargos políticos, mientras que otros más disfrutan de una pensión holgada que les permite llevar una vida de lujos, pero en el caso más extremo, viven como millonarios a costa de los recursos obtenidos para “programas” o bien, del desvío descarado de recursos.

Todos los que vivimos en Colima sabíamos que los manejos de los recursos públicos no estaban bien, todos fuimos testigos de las iniciativas que se enviaron al Congreso del Estado para solicitar nuevos préstamos y todos los que residimos en Colima nos dimos cuenta de las trapacerías que se cometían al amparo del poder público.

Desde el primer año del gobierno de Mario Anguiano, las cuentas no cuadraron y el órgano encargado de auditar dichos movimientos permaneció ciego, sordo y mudo, inactivo, sin capacidad de asombro y sobre todo, sin la mínima intención de emprender en ese momento una auditoría real que nos reflejara a los colimenses el daño económico que se estaba causando al erario público.

¿En dónde están los diputados locales de las Legislaturas LVI y LVII?, ellos fueron los que aprobaron por mayoría las cuentas públicas del gobierno de Mario Anguiano Moreno. Por eso me pregunto en este momento: ¿Qué ellos no son también responsables del saqueo que hubo en las arcas del gobierno? Desde luego que lo son, porque fueron cómplices y no sólo eso, hay muchos ex diputados que aplaudieron en el momento en que se votaban las cuentas públicas del gobierno de Anguiano Moreno. ¿En dónde están todos ellos? Quieran o no, fueron las sumas de complicidades lo que hoy tienen en bancarrota a una de las que era considerada como las entidades más prósperas de México.

Resulta imposible de creer que un estado como Colima, que goza del privilegio de tener pueblos mágicos, el bello paisaje volcánico, la zona costera que atrae al turismo, las ferias tradicionales de la región y el emporio portuario que ha consolidado a Manzanillo como corazón económico de la entidad, no sean elementos suficientes para aparecer en las últimas posiciones de endeudamiento.

Lamentablemente, no puedo escribir eso, porque el saqueo continuo que lleva varias décadas, nos aleja de gozar de la estabilidad financiera que garantizaría el bienestar, seguridad y progreso de nuestro pueblo.

Por eso solicito a grito abierto que regrese Mario Anguiano… que regrese lo que se llevó, pero no sólo eso, exijo como parte de los pobladores de esta tierra que todos los saqueadores regresen lo que se llevaron. Ahí está la cura financiera para la entidad, y ahí está, por mucho, la raíz del dolor de muelas que hoy nos tiene estancados.

El Osafig debe actuar como una verdadera casa auditora, pues no se trata de una cacería de brujas, el problema por el que atraviesa Colima requiere de un frío análisis y de una minuciosa búsqueda de los dineros de las arcas públicas.

También pido a la Osafig que revise a detalle los nombres de los ingenuos que hoy están señalados en todas sus páginas, pues muchos de ellos sí tendrán culpabilidad y serán juzgados, pero en otros casos, quizás menos, son víctimas del robo de identidad que hoy los tiene en un grave problema legal en el que deberán demostrar a la autoridad que no robaron, que no son “aviadores” y que no cometieron ilícito alguno como para figurar en ese frío listado que sacudió a Colima en los últimos días.

 

LOS REMOS DE LA PANGA

REMAZO: Las aduanas mexicanas han elevado su eficiencia en el combate a la ilegalidad, gracias a la modernización emprendida por las autoridades y al trabajo conjunto con el sector privado. Y fue el presidente de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (Caaarem), José Antonio Vidales, quien afirmó que la eficiencia y acierto de las aduanas se han elevado 35%, debido a los desarrollos tecnológicos y las mejoras en infraestructura llevados a cabo por la Administración General de Aduanas (AGA). ¿Cuál será la percepción de la familia logística en el puerto de Manzanillo al respecto?

REMO: En Manzanillo, de golpe y porrazo quedaron resueltas las inconformidades ciudadanas por la obra del túnel, el delegado de la SCT, Guido Mendiburu Solís, acreditó disposición al diálogo y sobre todo atendió las quejas de la gente. Una prueba de que el ciudadano es consciente cuando del otro lado de la mesa tiene a servidores públicos que se comprometen a dar solución y lo acreditan con acciones.

Se el primero en comentar en "La Panga"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.