La manera de opinar de…


José Gilberto Ibáñez Anguiano.-

Es tiempo de reactivar este espacio y más aún, por la efervescencia política que ya está a flor de piel. Esta vez emitiremos una opinión sobre Manuel Palacios y Lilia Figueroa, quienes en periodos distintos han tenido la responsabilidad de sindicatura del Ayuntamiento de Minatitlán, lo que los convierte en los aspirantes de las coincidencias.

Desde esa trinchera, ambos, en su oportunidad, han sido un vínculo esencial para coadyuvar a que los pobladores, tenga esa indispensable certeza jurídica así como dar esa legalidad y transparencia a cada uno de los trámites que se hacen en la comuna minatitlense.

La estadía de Palacios en la sindicatura marcó un precedente, pues cuando ocupó ese cargo en la administración que encabezó el entonces alcalde José López Ochoa, se le dio legalidad a los terrenos donde está edificada actualmente la colonia 27 de Octubre y logró la escrituración del edificio donde opera el Ayuntamiento de Minatitlán.

Se puede decir que fue fructífero en la sindicatura, ya que el trabajo de gestión rindió buenos frutos para los diferentes sectores poblacionales del municipio.

Gracias a la gestión que en su momento hizo ante el gobernador del estado, Mario Anguiano, lograron que el Ivecol, actualmente el Insuvi, construyera 49 viviendas en la colonia 27 de Octubre, además, con recursos de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, fueron construidos en un nuevo recinto deportivo un gimnasio y gradas en el campo de futbol soccer.

De la misma manera, para otorgar condiciones idóneas a los pobladores y tengan una vivienda digna, lograron la adquisición de siete hectáreas en la colonia Infonavit.

A groso modo, el desempeño como síndico de Manuel Palacios fue fundamental para la mejora continua de la calidad de vida de los minatitlenses y para el buen desarrollo del municipio, sentando las bases para el bienestar de los diferentes sectores poblacionales, dejando de lado colores y distingos partidistas y, siempre, en todo momento, haciendo un frente común con los órdenes de gobierno correspondientes.

Por su parte, el desempeño de Lilia Figueroa como síndica en la administración que encabeza el alcalde Alejandro Mancilla, ha sido magnífico, sus hechos y resultados la respaldan por su gran trabajo en beneficio de las familias minatitlenses, sobre todo por ser un referente de la excelente labor que las mujeres del municipio pueden lograr.

Sus gestiones fueron esenciales para el rubro de salud, ya que coadyuvó para la adquisición de una ambulancia equipada con equipo de resucitación, primeros auxilios y oxígeno, la cual hizo entrega el titular de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, Agustín Lara.

Fue un vínculo importante para que se realizaran tres campañas de esterilización y castración canina y felina, efectuando 30 cirugías en cada una, con el valioso apoyo de la Agrupación Pata de Manzanillo y del doctor Israel, de la Asociación Xolo, y el médico veterinario zooctenista, Jaime Martínez Castro, responsable del Centro de Control Canino del Ayuntamiento de Colima, les dio una breve plática pero sustanciosa enfocada a los beneficios de la castración de mascotas.

Gracias a la estrecha coordinación con el DIF Estatal, tuvieron la oportunidad de hacer una gestión importante, para ser parte por vez primera y en dos ocasiones, de recibir los beneficios del programa “Gol de Corazón” de manera coordinada con el dueño del equipo de los Loros de la Universidad de Colima del futbol de la segunda división, Jimmy Goldsmith.

En su función como síndica, el sector de adultos mayores y discapacitados también fue favorecido, pues su prioridad fue ver esas caritas alegres y estuvo siempre cerca de ellos.

Su trabajo más significativo fue la regularización de los terrenos propiedad del Ayuntamiento de Minatitlán, como son el Auditorio “Andrea Figueroa Michel” y el área de la explanada al aire libre que se legalizaron, para acceder a recursos federales de la Conade y Cultura entre otras gestiones.

La certeza jurídica y legal es indispensable para que los minatitlenses tengan un patrimonio propio y hereden un mejor bienestar a sus hijos, por lo que sin duda cada quien en su momento, tanto Palacios como Figueroa, se puede decir que cumplieron a cabalidad su encomienda en ese sentido.

Ambos aspiran a seguir siendo representantes de los minatitlenses, quienes tendrán la última palabra para designarnos como presidente municipal y diputada local, respectivamente, en los comicios electorales a realizarse el siete de junio de este año.

Es de mencionar que por la redistritación, el XIV abracará a algunas comunidades de Manzanillo por lo que Lilia espera ser favorecida con los sufragios de los porteños y servirles desde el Congreso del Estado de ganar la elección constitucional. Al tiempo. Pásela bien.