La CFE ya no instalará más medidores de tarjeta


La Comisión Federal de Electricidad dejará de instalar los nuevos medidores que contemplan el cobro mediante la tarjeta inteligente, informó Martín Flores Castañeda, presidente de la Comisión de Gobierno Interno.

En conferencia de prensa, el legislador indicó que el contrato que la CFE celebró  con la empresa IUSA para instalar la modalidad conocida como Pago Programado, concluyó el 31 de diciembre del 2014, por lo que no hay motivos  ni está autorizada empresa alguna para proseguir con ese servicio.

Indicó que al darle seguimiento al punto de acuerdo aprobado por el Congreso del Estado, por el que se solicitó al Gobierno Federal información sobre el nuevo formato de cobranza de la CFE, dijo que se le informó de las acciones que la empresa pública realizó ante la inconformidad de sus usuarios.

En ese sentido, expresó que por gestiones del gobernador Mario Anguiano y del Congreso del Estado, la Comisión Federal de Electricidad reconectará la energía eléctrica a los usuarios que con la modalidad de Pago Programado se les haya suspendido el servicio,

Indicó que la CFE se fijó un plazo máximo de 48 horas para reconectar el servicio a todos a los usuarios de Pago Programado que les fue suspendida la energía eléctrica, aunque esa empresa pública prevé concluir en 24 horas contadas a partir de la mañana de este martes.

El diputado priista, acompañado por sus compañeros de bancada, por los legisladores de  Nueva Alianza y por el presidente de la Legislatura, Mariano Trillo Quiroz, manifestó que si los usuarios deciden regresar a la modalidad de pago anterior, pueden hacerlo.

Explicó que esos usuarios sólo necesitan sacar una fotocopia de la credencial de elector de la persona que tenga el contrato y escribir de su puño y letra la leyenda: “solicito a la CFE me regrese al sistema de cobranza anterior”, entregándola fechada, firmada y acompañada de una fotocopia de su último recibo de pago.

Flores Castañeda indicó que para esos casos existen ventanillas de atención habilitadas en los dos centros que CFE tiene en Colima,  en el de Tecomán y en los 2 centros del municipio de Manzanillo.

Dijo que por su parte Profeco ofrece la disposición de mantener abiertas sus oficinas y sus módulos de orientación y darle prioridad a las quejas que se presenten, de los cuales uno de ellos fue instalado en la sede del Congreso del Estado.

Sobre el incremento que se dio en el costo de los recibos de los usuarios del Pago Programado, explicó que se generó un nuevo depósito por el cambio de modalidad en la cobranza, de 200, 400 y 800 pesos en servicio doméstico, correspondiendo al servicio monofásico, bifásico y trifásico, respectivamente, pero el dinero se regresará de manera gradual en los tres consumos siguientes.

El legislador expresó que quienes sufrieron daños a consecuencia de la falta de servicio, pueden acudir directamente a CFE, siempre y cuando la energía eléctrica no se les haya cortado por falta de pago.

A pregunta expresa, Martín Flores señaló que aproximadamente se cambió un 15 por ciento de medidores en Colima.

Finalmente, Flores Castañeda hizo un reconocimiento a la atención inmediata que otorgó el Superintendente de la CFE en Colima, Isaac Parra Acevedo; al gerente comercial, Jaime Antonio Cruz Valdovinos, y al delegado de Profeco, Francisco Gel Macías, quienes están abiertos para atender las quejas de la población.