“Kike” Rojas, ejemplo de un modelo de vida


Carlos Valdez Ramírez

Enrique Rojas Orozco encuentra en la política el lugar y la pasión para poderle servir a la gente, teniendo la oportunidad, desde su posición, transformar o cambiar la forma de vida a las personas, con proyectos viables desde el poder público.

Licenciado en Comunicación, maestro en Ciencias Políticas y Administración Pública, dos áreas que conjuntamente le ayudan a participar en política, teniendo un respaldo académico para lograr definir su camino.

“Kike” tiene enmarcada la filosofía de Luis Donaldo Colosio, “soy fruto de la cultura del esfuerzo y no del privilegio” y por ello cree más en los resultados que en las palabras, en su edad infantil y juvenil sufrió condiciones económicas complicadas; perteneciente a  una familia humilde, que lo forjó, preparó y le ayudó a estudiar para trascender.

Hijo de un matrimonio que terminó en un divorcio cuando era joven, nos relató cómo aprendió a vivir solo, lo que le permitió tener carácter en la toma de decisiones a no tirarse a llorar cuando vienen problemas, si no a asumir la responsabilidad para afrontarlos.

Desde su pequeña edad, mientras cursaba la primaria, Enrique Rojas comprendió el valor de la responsabilidad al tener que laborar como “cerillito”, trabajar en el campo, vender sillas, comidas o energéticas que su madre preparaba o estar como “chalán” en una llantera o carpintería, que le permitieron satisfacer algunas necesidades básicas de subsistencia.

Una de las preocupaciones más sentidas del edil, es que la mayoría de los niños emplearan su tiempo exclusivamente a la escuela a estudiar y disfrutar su niñez, pero dice estar consciente de que los gobiernos no han logrado satisfacer todas esas condiciones, “entonces si ese niño por alguna situación en especial tiene que desempeñar alguna tarea de trabajo para el sustento familiar,  debe de realizarse por la supervisión cuidadosa de sus padres”, dijo.

Durante su etapa juvenil, Kike Rojas, combinó la docencia con la posibilidad de participar en la política, empezó a impartir clases en escuelas privadas, las aulas de la  Autónoma del Pacífico y de la Univer lo vieron crecer. Después tuvo la oportunidad de laborar en la Universidad de Colima, en el Conalep y en el Cbtis 19, sembrando en la juventud el conocimiento para hacer profesionistas exitosos y transformar al estado de Colima.

“El interactuar con los jóvenes, me permitía estar a la vanguardia, actualizado a la complejidad que tiene la propia juventud; ha sido una gran oportunidad  participar en la docencia y a la vez en alguna actividad de tipo político. Primeramente como presidente del Frente Juvenil Revolucionario, luego tuve la oportunidad de ser regidor, dirigente del Sector Popular, diputado local, para llegar a lo que actualmente me ofrece la vida, servir a los villalvarenses en la presidencia municipal”, dijo al finalizar.