Juzgados retrasan las pensiones alimenticias


Anilú Salazar.-

El Tercer Juzgado Familiar de Villa de Alvarez tarda más de un año en resolver asuntos de pensión alimenticia, por lo que no cumple con brindar una justicia pronta y expedita como dicta la ley, además de que afecta los derechos de los niños.

Así lo advirtió el abogado Abraham Méndez Palomares, quien compartió el expediente 949/2013, donde se inició una solicitud de pensión alimenticia para dos niñas, de 11 y 9 años de edad, el 22 de octubre de 2013 y se resolvió el 10 de diciembre 2014, un año dos meses para resolverlo.

“Y es una pensión provisional, no es la definitiva, después de un año, y en ese tiempo lo bueno que las niñas tienen familiares si no que comerían”, dijo.

Agregó que “apenas la semana pasada, el miércoles, que embargamos después de un año; embargamos al papá porque no quiso pagar, o sea que las niñas van a tener de Navidad una silla, una mesa. Hay gente así y la justicia en estas manos deja mucho que desear”.

El Juzgado Tercero de lo Familiar lo encabeza la jueza María del Rocío Nungaray Camacho, a quien se le ha acumulado el trabajo, ya que el Supremo Tribunal se niega a abrir más juzgados, cuando la Corte ha resuelto juicios donde la operatividad de un juzgado es de 400 expedientes y en Colima cada uno tiene más de mil”.

Resaltó que el expediente del que habla es el 949 y del mes de octubre, o sea que todavía faltaba noviembre y diciembre para terminar el 2013, con lo que rebasaron los mil expedientes.

Méndez Palomares lamentó que la jueza contribuya al rezago llegando a su trabajo entre las 12 y una de la tarde, cuando los juzgados se abren a las 8:30 horas; observó que ese juzgado es el que tiene más cambios de empleados a nivel de Poder Judicial, por lo que urge que el pleno tome cartas en el asunto.

“Porque no aplicar la justicia pronta y expedita también es deshonestidad; se lleva entre los pies el derecho de los niños”.