Incomunicados en El Centinela


Jesús Lozoya Baeza.-

La lluvia registrada en Manzanillo durante la noche del jueves dejó incomunicadas a las familias de la comunidad de El Centinela, además de generar inundaciones ligeras y que un par de camiones de carga quedaran varados en la carretera a la altura de El Naranjo.

La maestra del jardín de niños de El Centinela, Carla García, no pudo pasar ayer por la mañana y ante la situación que se vive por la creciente de agua que baja por la afluente del río Marabasco, se vio obligada a regresarse.

Las 30 familias que integran la comunidad de El Centinela, con poco más de un centenar de habitantes que se dedican principalmente a las actividades de cultivo de plátano y algunas hortalizas, permanecen en sus casas, hasta ahora, sin que se encuentren en peligro.

Personal de Protección Civil acompañado del director de Seguridad Pública, Julián Velásquez; el director de Servicios Públicos, Aldo Enríquez Rivero y el director de Obras Públicas, Fernando Brizuela, acudieron la mañana de ayer para verificar el estado de las familias  entregaron despensas a quienes las necesitaban,

Estas lluvias, causaron problemas de inundaciones en los puntos que normalmente suceden a lo largo del boulevard y otras vialidades sin que hayan representado peligro.

En la carretera federal, a la altura de El Naranjo, dos tractocamiones quedaron varados porque la arena sobre la carretera ya no les permitió avanzar.

Fue necesario que grúas y maquinaria pesada acudieran la mañana de ayer para retirar arena de la carretera y facilitar que reanudaran su andar.

Más tarde, maquinaria pesada también se hacía cargo de retirar los materiales que el agua dejó a lo largo de la carretera.

En la comunidad rural de Venustiano Carranza, también pidieron auxilio para que se destapara una alcantarilla y eso evite que el agua provoque inundaciones en el pueblo. Protección Civil no reportó daños o consecuencias de gravedad.