Rinden homenaje luctuoso a Humberto Silva Ochoa


Al presidir el homenaje luctuoso de cuerpo presente de Jorge Humberto Silva Ochoa, el gobernador Mario Anguiano Moreno, manifestó que es posible afirmar que los colimenses tienen una deuda de gratitud con “el político humanista que sirvió sin descanso a sus semejantes”, expresó.

Aseguró con certeza que gracias a la notable calidad humana de Silva Ochoa, “los colimenses estamos en deuda con el legado”.

En el acto solemne realizado en el Archivo Histórico de la Universidad de Colima, en donde se dieron cita familiares, amigos, así como autoridades educativas y estatales de los tres Poderes de gobierno; el titular del Ejecutivo recordó acciones trascendentes que llevó a cabo en el ámbito educativo y político el finado ex rector y ex político colimense, acaecido el pasado 21 de mayo.

Expresó que cuando se habla de la personalidad tan relevante de Humberto Silva se puede destacar que fue un hombre que llenó todo una época, ya que contribuyó de manera directa o indirecta a crear mucho de lo que hoy disfrutamos los colimenses –dijo-.

En ese sentido, recordó que fue líder estudiantil y juvenil, profesor de aula, directivo de escuelas de educación secundaria, diputado, rector, empresario de medios de comunicación, funcionario de partido, promotor cultural, secretario de la administración estatal, “y poseedor de una notable personalidad política”.

Al respecto, Anguiano Moreno comentó que en cada una de las diversas vocaciones logró destacar y asumir posiciones de liderazgo; agregó que una cualidad más fue su gran capacidad para consolidar instituciones y también para crearlas.

“Como rector abrió el camino para que la UdeC alcanzara las alturas que ostenta hoy. En su última etapa como servidor público planeó y diseñó hasta ver constituida una institución más: la Universidad Tecnológica de Manzanillo (UTeM)”.

Asimismo, recordó que como educador, fue él quien realizó las transformaciones del alma mater, para acrecentarla en su infraestructura y oferta académica y dotado de un liderazgo genuino creó la FEUC y  el Sutuc.

Finalmente, el gobernador detalló otra cualidad vital de Humberto Silva que fue su capacidad para impulsar el talento humano y colocarlo en posiciones de utilidad para el servicio público “era un gran impulsor de las mejores oportunidad para los jóvenes”, concluyó.

A nombre de los familiares, sus hijos Estefanía y Jorge Silva agradecieron las muestras de apoyo de la sociedad colimense, ante la irreparable pérdida; asimismo, se dijeron orgullosos no sólo por lo que Silva Ochoa aportó a Colima y su desarrollo, sino porque fue un luchador incansable y promotor del bien común.

 También, hablaron de su trayectoria política y educativa “vivió para servirle al pueblo colimense”, expresó su hija; mientras que Jorge Silva ponderó y agradeció la presencia de las instituciones más representativas de la entidad.

A su vez, el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava habló sobre la vida académica del ex rector, detallando los movimientos estudiantiles que encabezó y en dicho contexto, instó a unirse y fortalecer la imagen de la institución.

“Humberto Silva Ochoa es un universitario de cepa, porque jamás traicionó a la UdeC y eso le sirvió para refundarla”, acotó.

Hernández Nava también manifestó que al final de su carrera política, se retiró con todo el prestigio que le dispensa el pueblo de Colima, al marcharse para siempre del régimen universitario que fundara, “supo encontrar el tiempo de su retiro, de alejarse de la escena pública en un momento que le asegura el prestigio de los estadistas”.

Agregó que hoy los universitarios lo recogen en la entraña como semilla fecunda para una vida nueva en la que desaparezcan para siempre los desvíos de voluntades dispersas, “rueguen por nuestra alma mater a la cual nos enseñó a amar, rueguen por la comprensión y comunión que quiso siempre para la comunidad, yo como él, creo que la comunidad universitaria quiere vivir en armonía, en paz y en unidad, consagrémonos a eso”, finalizó.

Por su parte, el diputado Jesús Villanueva Gutiérrez, en representación del Congreso del Estado, señaló que se recordará Humberto Silva como el político comprometido y visionario, forjador de hombres y mujeres; artífice del modelo universitario que transformó a la máxima casa de estudios, modernizándola y poniéndola a nivel y a la vanguardia en las instituciones de su tipo, sentando las bases para su internacionalización, “Humberto Silva fue un hombre de avanzada”.

El representante del Poder Legislativo, reseñó su trayectoria política y educativa, destacando que encabezó la lucha por la autonomía universitaria, alcanzada en 1962 y ponderando su última gran obra: La Universidad Tecnológica de Manzanillo, “espacio académico que desde su planeación se afanó hasta materializarlo, para concluir ahí en su contribución a la educación colimense”, concluyó el presidente del Congreso del Estado.

Para finalizar el acto solemne, el gobernador Mario Anguiano Moreno junto con los secretarios del gabinete estatal, hicieron la primera guardia de honor frente al féretro de Humberto Silva Ochoa.