Hace 25 años se creó la API


Ley de Puertos de 1993 permitió modernizarnos y convertirnos en el primer puerto nacional

 

Hace 25 años que se creó la Administración Portuaria Integral, y esto es algo que se debe celebrar como todo un acontecimiento, ya que la principal vocación de Manzanillo, la original, por encima del turismo, la pesca y el campo, entre otras, es la portuaria. Este 30 de noviembre se estará celebrando este acontecimiento, ya que este año se cumplió este tiempo de operación, pues la API Manzanillo se creó oficialmente el 2 de febrero de 1994; y ese es el motivo por el que presentamos esta semblanza de nuestro puerto.

 

NACIMOS PORTUARIOS

Manzanillo nació ya portuario desde 1825, en que el cabildo de Colima vino a limpiar los terrenos de La Perlita, ahí frente a donde hoy está la biblioteca Julia Piza Miranda, para hacer sus primeros muelles y bodegas, logrando que el gobierno federal de entonces, autorizaran la apertura del puerto de Manzanillo, trasladando al antiguo Puerto de Salagua a esta nueva ubicación.

En la década de los ochenta, México empezó a crecer en cuanto a comercio exterior, actividad de la que Manzanillo es pionero. Fueron los comienzos de la globalización tal y como la conocemos.

 

NUEVA LEY DE PUERTOS DE 1993

Los puertos existentes en el país tuvieron que ser revalorados, para cambiar su estructura en general para los nuevos tiempos. Un sistema totalmente diferente. Para la década de los noventa entraron los actores privados, y las inversiones trajeron la modernización en equipo e infraestructura. Para ese tiempo ya se habían implementado los contenedores tipo TEU y de otras medidas, por lo que las maniobras de carga y descarga alcanzaron altos estándares de cantidad y calidad.

Sin embargo, seguían prevaleciendo vicios, que se expresan en demoras, cargas inmovilizadas y altos costos para operadores y usuarios. La Ley de Puertos de 1993 marca el rompimiento con las políticas públicas del sector. Hasta antes de ésto, el tema portuario no se consideraba muy relevante, ya que el país era muy proteccionista, que buscaba crear un mercado interno y fortalecer la industria nacional.

Había tanta ineficacia en los puertos mexicanos, que los industriales mexicanos en el caso del litoral del Pacífico, en lugar de utilizar a Manzanillo o Lázaro Cárdenas, preferían utilizar al puerto californiano de Long Beach, en los Estados Unidos, y desde allá traer la carga, ya fuera en ferrocarril o autotransporte.

La Ley de Puertos de 1993 redefine el papel del Estado en la actividad portuaria. Se pretende que el aparato estatal deje de participar en la administración de los puertos, así como en la operación de terminales e instalaciones y en la prestación de servicios. En el futuro, el papel del Gobierno Federal tenderá a ser exclusivamente normativo y de supervisión, dejando a los capitales privados y/o sociales la administración, la construcción de terminales y la operación de los puertos.

 

LAS APIS

Un elemento central en el proceso de privatización de los puertos fue la creación de la figura de la Administración Portuaria Integral (API), constituida legalmente como una sociedad mercantil que asume todas las funciones administrativas dentro de un puerto, incluyendo la planeación, la promoción y la construcción de infraestructura (Ley de Puertos, 1993). Las Administraciones Portuarias Integrales (API’s) desempeñan un papel básicamente administrativo, por lo tanto, tienen una función activa en el proceso de privatización de servicios, actividades e infraestructura que previamente manejaba el Estado (mediante las empresas de servicios portuarios y el organismo oficial llamado Puertos Mexicanos).

La infraestructura y los servicios portuarios ahora pueden ser concesionados a empresas privadas, por periodos de tiempo definidos previamente, bajo la figura legal de cesión parcial de derechos. Es importante destacar que la infraestructura portuaria existente, los terrenos y áreas de agua que constituye el recinto portuario, no se desincorporan del dominio público; sólo su uso, aprovechamiento y explotación es concedido a empresas privadas por tiempo determinado.

 

DATOS SOBRE EL PUERTO DE MANZANILLO

En el caso de Manzanillo, fue declarado puerto de altura el 21 de octubre de 1825, por decreto 462 del Congreso de la Unión, categoría que perdió y recuperó en varias ocasiones, y la que obtuvo de forma definitiva el primero de mayo de 1848. Se convierte en municipio el 17 de junio de 1873, operando el puerto para importaciones y exportaciones muchos empresarios y agentes extranjeros, y a partir del inicio del nuevo siglo empiezan las obras del puerto llevadas a cabo por el gobierno de Porfirio Díaz, incluyendo al rompeolas y el ferrocarril de vía ancha.

Por su parte, el 23 de mayo de 1919 los trabajadores portuarios se agrupan en la Unión de Estibadores y Jornaleros del Pacífico, CROM. En noviembre de 1952 se inaugura el Muelle Fiscal de Manzanillo, actualmente Terminal de Cruceros, el cual fue construido por la Secretaría de Marina, siendo presidente de la República Miguel Alemán. El primero de agosto de 1971 se inaugura el Puerto Interior de San Pedrito por parte del Almirante Antonio Vázquez del Mercado, Secretario de Marina. Es en el año de 1994 cuando se constituye la Administración Portuaria Integral de Manzanillo.

 

EL PRINCIPAL PUERTO DE MÉXICO

Actualmente, somos el principal puerto del país, con vocación comercial, que constituye el principal vínculo entre el Pacífico y el corredor industrial y comercial más importante del país, que incluyen la zona norte, occidente, centro y de El Bajío, y por su posición estratégica ideal es la puerta de México al intercambio comercial con Estados Unidos, Canadá, Centro y Sudamérica y el sudeste asiático. A través de él operan rutas a Japón, Corea, Singapur, China, Australia y Nueva Zelanda. Manzanillo nació portuario.