Granizada sin precedentes azota Tecomán y Armería


Luis Alberto de la Mora.- 

Tras la intensa tormenta que se presentó la tarde del miércoles en gran parte del estado, los más afectados fueron los municipios de Tecomán y Armería, donde se reportó la caída de más de 200 árboles y techos dañados.

Lo anterior lo dio a conocer Luis Alfonso Salazar, director de Protección Civil de Tecomán, quien mencionó que los vientos alcanzaron una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora, lo que provocó la caída de ramas y de vegetación muy frondosa, principalmente en las vialidades de la ciudad, afectando también el tejado de varias viviendas e inmuebles.

Informó que algo histórico en el municipio de Tecomán es la caída de granizo que ocasionó la tormenta, dijo que “en los 24 años que tengo de estar en Tecomán es la primera vez que veo este tipo de fenómenos”, mencionó que no se tienen precedentes oficiales de este evento.

La borrasca que comenzó a las 7:20 de la tarde del miércoles, sólo dejó daños materiales, sin que hasta el momento se hayan confirmado víctimas. Sobre los daños presentados “se están cuantificando”, ya que muchas personas no salieron de sus casas por miedo a la caída de un cable o rama.

Agregó que aún “faltan reportes de comunidades”, los cuales están llegando poco a poco por parte de comisarios y representantes de zonas rurales.

Mencionó que “el trabajo de restablecimiento del tráfico en Tecomán se terminó a las 5:30 de la mañana”, por lo pronto quedarán restos de árboles y vegetación en varias calles de la ciudad, sin que esto afecte el tránsito.

Sobre la presencia de cables caídos y postes derribados, detalló que no hay peligro de electrocución o que presenten corriente eléctrica, ya que “la mayoría de los cables caídos son de telecable”, y  que “hay otros postes de madera que son utilizados por Telmex”, sin que alguno sea parte de la red eléctrica.

Mientras que en Armería, se reporta la caída de 14 árboles y varias viviendas con daños en sus tejados. La situación más grave fue la obstrucción de la carretera libre Armería-Manzanillo,  en las inmediaciones de la laguna de Cuyutlán, por tres árboles derribados.