Gestión Pública


Alex Casarrubias García.-

Desde el primero de junio de 1942 quedó institucionalizado como Día de la Marina Nacional, para reconocer la labor de hombres y mujeres que entregan su vida para la salvaguarda de nuestros mares así como del comercio marítimo mexicano.

Algunos antecedentes sobre esta importante fecha, rescatando de la memoria histórica del siglo pasado:

A) El Artículo 32 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos promulgada en 1917 señala: “Para pertenecer a la Marina Nacional de Guerra, o la Fuerza Aérea y desempeñar cualquier cargo o comisión en ellas, se requiere ser mexicano por nacimiento. Esta misma calidad será indispensable para capitanes, pilotos, patrones, maquinistas y, de una manera general, para todo el personal que tripule cualquier embarcación o aeronave que se ampare con la bandera o insignia mercante mexicana. Será también necesaria la calidad de mexicano por nacimiento para desempeñar los cargos de Capitán de Puerto y todos los servicios de practicaje y comandante de aeródromo (…)”.

B). El primero de junio de 1917 el buque Tabasco zarpa de Veracruz, por primera vez con tripulación mexicana al mando del Capitán de Altura Rafael Izaguirre, rumbo a Progreso, Yucatán.

C). El 31 de diciembre de 1940 se crea la Secretaría de Marina como la dependencia rectora de la Armada de México que anteriormente estaba bajo la conducción de la Secretaría de Guerra y Marina (hoy Secretaría de la Defensa Nacional).

D). El primero de junio de 1942, el presidente Manuel Avila Camacho institucionaliza este día para honrar a la Marina Nacional Mexicana, haciéndose en esta fecha un sentido homenaje póstumo a los marinos mercantes mexicanos que murieron en los buques tanque Potrero del Llano y Faja de Oro, torpedeados y hundidos por submarinos alemanes los días 13 y 20 de mayo de 1942, respectivamente, toda vez del apoyo de México hacia Estados Unidos de América y potencias aliadas, a través del suministro de petróleo y materias primas diversas.

E). Hundimiento de los buques tanque petroleros mexicanos Tuxpan (26 de junio), Las Choapas (27 de junio), Oaxaca (27 de julio) y Amatlán (5 de septiembre) todos en el año 1942, torpedeados por submarinos alemanes.

Para la formación de marinos, nuestro país cuenta con las Escuelas Náuticas Mercantes de Mazatlán, Tampico y Veracruz así como la Heroica Escuela Naval. Las tres primeras, bajo la conducción de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la última, bajo directriz de la Secretaría de Marina.

Se ha avanzado mucho; sin embargo, aún no hemos definido una política pública que aglutine las aspiraciones de quienes sirven en la Marina Nacional Mexicana: Armada de México, Marinos Mercantes, pescadores, armadores que arriesgan su capitán en alguna empresa naviera, prestadores de servicios portuarios a la navegación en los puertos, prestadores de servicios náutico-turísticos, personal de exploración y explotación petrolera costa afuera, entre otros.

El Congreso de la Unión  tiene solamente dos marinos: Mi paisano manzanillense y caballeroso ex servidor público Raúl Santos Galván Villanueva (ex aubsecretario de Marina) y Germán Pacheco Díaz, marino mercante de Tampico. Más de 11 mil kilómetros de litoral y tres millones 150 mil kilómetros cuadrados de mar patrimonial significan una gran oportunidad para impulsar la modernidad de esta gran nación, por lo que resulta imperioso tener más legisladores vinculados con la vocación marina de México.

La tarea es ardua y de largo plazo para tener una política pública que armonice funciones de varias dependencias del Ejecutivo Federal con miras a consolidar las aspiraciones de la Marina Nacional Mexicana, entendida ésta como la suma dinámica de muchos profesionistas y técnicos que se desempeñan en el mar.

Por lo pronto, sinceras y entusiastas felicitaciones a mujeres y hombres que sirven en la Marina Nacional Mexicana.

casarrubias.alex@gmail.com