Gestión Pública


Alex Casarrubias García.-

El jueves 22 de mayo hubo fiesta en la comunidad turística de Mazatlán. El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, en compañía del secretario de Turismo, Francisco Córdova Celaya, sostuvo una reunión con los prestadores de servicios turísticos, hoteleros, tour operadores especializados en la atención de cruceros, comerciantes y la propia Administración Portuaria Integral, en la que les anunció que Carnival regresa a Mazatlán a partir de octubre del presente año, quedándose a cubrir la ruta todos los meses de 2015.

El espíritu de fiesta desbordó el ánimo y Rafael Rivera López, tour operador senior mazatleco, entregó un reconocimiento al gobernador López Valdez y al secretario Córdova.

Como todo en la vida es un asunto de preguntas, resulta conveniente rescatar de la memoria la pregunta obligada: ¿Por qué los cruceros abandonaron la ruta Riviera Mexicana?

Ya en 2010, el Sr. Michael Ronan, alto ejecutivo de Royal Caribbean International, señalaba que el Mariner of the Seas no estaba teniendo los resultados esperados: De tres mil 200 cruceristas con los que regularmente arriba, menos del 30 por ciento contrataban alguna excursión por lo que dejaría la ruta. El crucero fue movido al Caribe en enero de 2011, en razón directa de que como no puede cruzar por el Canal de Panamá era necesario esperar hasta la primavera en el Cono Sur para poder pasar al océano Atlántico. En este caso, no falló ni Puerto Vallarta, Mazatlán ni Cabo San Lucas, sino que fue una situación de mercado, en el sentido de que la crisis empezaba a calar en la economía de los californianos.

Sin embargo, al poco tiempo, a inicios de 2011, la violencia escaló en Mazatlán y hechos lamentables que presenciaron cruceristas, fue factor para que las navieras anunciaran su retiro de Mazatlán. Ante esto, API Cabo San Lucas ofreció no cobrar en el segundo arribo del crucero durante la semana y API Puerto Vallarta ofreció la pernocta, toda vez de las tres posiciones de atraque, teniéndose además la solidaridad de la Comunidad Portuaria: Pilotos de Puerto, amarradores, prestadores de servicios turísticos, transportistas y agentes navieros.

El doble arribo Cabo y las pernoctas en Vallarta mitigaron los efectos que la ruta se haya quedado con dos puertos, con el riesgo que la naviera no obtuviera la rentabilidad, porque habrá que ser honestos: Dos puertos no hacen una ruta y aquí Mazatlán se fue rezagando y ello afectó a la ruta, siendo una de más dañadas en contraste con El Caribe o Ensenada.

En 2011, 2012 y 2013 vimos muy activo al gobernador López Valdez en la convención internacional de cruceros de Miami (Cruise Shipping Miami, como se le conoce). En 2012 se concretó una reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en Mazatlán, con miembros de la Florida Caribbean Cruise Association (FCCA).

Ya en 2013 iniciaron las buenas noticias para Mazatlán y por tanto para la Riviera Mexicana, ya que Holland America anunció que regresaba a ese puerto, y, posteriormente lo mismo anunciara Norwegian y Princess.

Por eso es muy entendible que en Mazatlán se haya hecho fiesta, por el anuncio del retorno semanal de Carnival durante todo el año y por tanto, que la ruta empiece a recuperar el nivel de operación que en otros tiempos mostró.

En Puerto Vallarta hubo una rueda de prensa que organizó Carlos Gerard Guzmán -flamante director de turismo municipal, quien es conocedor de las necesidades de esta industria, al ser agente naviero y tour operador- conjuntamente con Ludwig Estrada -gran activo de la Secretaría de Turismo de Jalisco- y Salomón Pineda, gerente de comercialización de la API. Hubo alegría en esta rueda de prensa, no cabe duda, pero nunca el emotivo sentimiento que desbordó la comunidad turística de Mazatlán, muy posiblemente porque los amigos mazatlecos han comprendido que habían tomado como dado el arribo de cruceros y que el retorno de estas naves traerá beneficios económicos para todos, incluidos por supuesto los hoteleros.

Para los mazatlecos, quedó demostrado que “un día de cruceros es un día de fiesta”, como acertadamente lo ha señalado Rafael Rivera, y que sin cruceros el pueblo pierde un significativo ingreso que le permite su sustento, además de que el destino mismo se debilita en razón directa de que no tendrá la promoción de boca en boca que hacen los cruceristas.

Muy seguramente este sentimiento de fiesta que llena al pueblo de Mazatlán, al bailador gobernador López Valdez le podrá representar buenos resultados en sus proyectos políticos del próximo año. Hizo movimientos oportunos y dejó la cartera de turismo y la encomienda de la recuperación de los cruceros en manos de una persona que conoce además de seguridad pública y eso fue adecuadamente interpretado por las navieras.

De cualquier forma, habremos de sumarnos a esa fiesta y expresar nuestras sinceras felicitaciones a Puerto Vallarta, Cabo San Lucas y Mazatlán, porque el Carnival Miracle es eso, una excelente luz señera de que se inicia la recuperación de la ruta en la que se han invertido varios años, esfuerzos y recursos, porque al final, nuestros destinos lo demandan.

casarrubias.alex@gmail.com