Gabinete reprobado  


Francisco Garfias

Lo llaman Análisis Ford. Es una poderosa herramienta del planteamiento estratégico de gobiernos y empresas. Describe sus Fortalezas, Oportunidades, Riesgos, Debilidades (de allí sus siglas).

En poder del reportero está el documento que mide esas cuatro vertientes en el caso del presidente Peña Nieto. En el documento encontramos cosas interesantes y muy críticas.

La fuente que nos envió el análisis asegura que éste se hizo a petición del Ejecutivo federal ante la pronta llegada del Cuarto Informe de Gobierno.

Entre las fortalezas del Peum (Presidente de los Estados Unidos Mexicanos) destaca que tiene determinación para enfrentar la situación del país. Reconoce que ha intentado hacer cambios y que tiene una actitud incluyente. “Genera empatía cuando expone un lado más humano, la interacción con jóvenes y niños le da un carácter de sensibilidad”, puntualiza el documento.

Pero al abordar sus “debilidades” la cosa se pone crítica. Dice que en materia de resultados, a Peña no se le reconoce “algo clave” o contundente. Destaca, también, y cito textual, “falta de liderazgo al mantener en su cargo a funcionarios públicos vinculados con temas de corrupción”.

Se critica la reacción tardía para esclarecer situaciones en el país como Ayotzinapa, el conflicto magisterial o la fuga de “El Chapo” Guzmán. “Existe la visión de que representa al viejo PRI y fomenta la impunidad”.

Nos llamó la atención el rubro “riesgos”. Dice que el presidente no posiciona riendas y rumbo del país y que se deslinda de su responsabilidad recurriendo a terceros.

El documento destaca una obviedad: La “crisis de credibilidad” se derivada de alzas en precios de gasolina y luz. Hay otras dos líneas que deben haber causado irritación en Los Pinos:

“Ante el bajo desempeño, se posiciona de mejor manera el mandatario anterior”. En el apartado de “oportunidades”, destaca la importancia de reconocer los problemas con un tono realista.

Recalca que es conveniente construir cercanía con diversos sectores de la población. “Se espera ver un presidente involucrado en su trabajo y enfrentando su responsabilidad con carácter, pero también acciones contundentes para mejorar la seguridad pública. “Fortalece relaciones internacionales; sin embargo, esperan cierta moderación en los viajes que realiza”, puntualiza.

En lo que se refiere al gabinete, casi todos los secretarios salen reprobados. Se salvan Defensa, Salvador Cienfuegos, dos positivos; Marina, Vidal Soberón, y Sagarpa, José Calzada Rovirosa, un positivo.

La libran también el secretario de Salud, José Narro, y el titular de Semarnat, Rafael Pacchiano. No tienen negativos.

En rojo aparecen los secretarios de Gobernación, Miguel Angel Osorio, nueve negativos; de Hacienda, Luis Videgaray, siete, y de Sedatu, Rosario Robles, seis.

A Ildefonso Guajardo, Economía, lo califican con menos uno al igual que a Alfonso Navarrete Prida, Trabajo y Previsión Social.

Con menos dos aparecen José Antonio Meade, Sedesol; Claudia Ruiz Massieu, Relaciones Exteriores, y Arely Gómez, PGR.

En menos cuatro están Enrique de la Madrid, Turismo; Aurelio Nuño, Educación; y Pedro Joaquín Coldwell, Energía.