Este año rebasarán 2.5 millones de téus


Sergio Yuval García

(Segunda de tres partes)

Este año, el puerto de Manzanillo proyecta movilizar 2 millones 600 mil contenedores, lo que equivaldría a un aumento del 13% en carga contenerizada, logrando un incremento de 240 mil teus respecto a los 2’355,693 que se movieron en 2014.

Lo anterior lo dio a conocer el líder nacional de trabajadores portuarios adheridos a la Crom, Cecilio Lepe Bautista, quien explicó que en sólo ocho años, del 2006 al 2014 se duplicó la carga contenerizada; sin embargo, las instalaciones y salida de mercancías continúan siendo las mismas, desencadenando el problema de vialidades saturadas en el puerto.

Comentó que en ocasiones, la fila de tractocamiones con carga llega alcanzar hasta 10 kilómetros de distancia para poder salir del puerto,  así como también otra larga hilera de vagones para el ferrocarril, elcual solamente hace 4 movimientos en el día y uno extra a Peña Colorada, obligándolo a pasar 10 veces por el centro, causando un serio problema a la población.

Además, mencionó que el problema también afecta directamente a los estibadores, quienes tienen áreas de trabajo congestionadas, con espacios para maniobrar muy reducidos, que  provoca  accidentes.

Manifestó que con  la saturación del puerto y el congestionamiento vial habría menos productividad  del inversionista, agravando los costos agregados e inflación.

Chilo Lepe, explicó la necesidad de realizar vías internas para el autotransporte y ferrocarril, la construcción de la autopista, el túnel ferroviario y las obras del portal API; destacando la falta de recursos humanos para dependencias federales, que en el cumplimento de cada uno de ellas, darán frente a los retos que impondrá el desarrollo en todos los puertos y particularmente en Manzanillo.

Señaló que del  2006 a la fecha, la obras que darán respuesta al crecimiento portuario y que actualmente están funcionando son: la regasificadora, conectividad ferroviaria que va al margen de la laguna; vía alterna Campos – Punta Chica, que evita que el transporte terrestre transite por la ciudad; conectividad vial del Valle del Las Garzas; dren interlagunar que comunica el vaso del Valle de las Garzas y que evita las inundaciones de la colonia Infonavit y alguna más que se encuentran aledañas; finalmente la zona norte del puerto, que se inició en 2010, pero empezó a funcionar hasta el 2013.