Esquizofrenia, el trastorno mental más frecuente


La esquizofrenia, los trastornos esquizotípicos y delirantes siguen siendo las enfermedades mentales con mayor diagnóstico en el pabellón psiquiátrico que se encuentra en el Hospital General Ixtlahuacán, con más del 60 por ciento en la demanda de la consulta, indicó la Secretaría de Salud.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, cuyo lema de este año es “Viviendo con la esquizofrenia”, la dependencia estatal citó que de acuerdo a revisión de expedientes clínicos que se hizo en 2012 en el pabellón, el problema mental más diagnosticado había sido la esquizofrenia entre el 2008 y el 2012 con un acumulado de 246 pacientes, tendencia que ha continuado en los últimos dos años.

Al respecto, el Consejo Estatal de Salud Mental precisó que una persona con este trastorno no necesariamente tiene que ser hospitalizado. De hecho, la mayoría de estos pacientes no son internados o sólo permanecen de 36 a 72 horas en un centro de atención cuando presentan fases agudas o crisis de agitación.

Por ello, estableció que, contrario a lo que piensa la sociedad, estas personas no son peligrosas y lo que más daño les hace es la estigmatización, el rechazo y el aislamiento que sufren por parte de la población.

Ratificó que en los centros de salud hay personal capacitado para detección, diagnóstico y tratamiento inicial de las personas con enfermedades mentales; mientras que en el pabellón psiquiátrico se diagnostica y se tratan los pacientes con esquizofrenia en estado de agitación, mediante un internamiento corto y un esquema de tratamiento que deben de seguir cuando son dados de alta.

Al mencionar que existe una predisposición hereditaria a padecer la esquizofrenia, indicó que los primeros síntomas de esta enfermedad se manifiestan en la adolescencia y la juventud, etapa en la que se registra la mayoría de los padecimientos mentales más graves.

Tales síntomas de la enfermedad se pueden apreciar cuando las personas empiezan a cambiar ciertas conductas en el aseo personal y la limpieza; muestran desinterés por salir y por ir a la escuela o el trabajo, y sienten miedo y se encierran en sus habitaciones, etapa en la que tienen delirios y alucinaciones que por lo común son de tipo auditivo (escuchan voces), sintiéndose perseguidas o empezando a desconfiar de sus seres queridos.