Entre las palmeras


No ven a los de perfil medio

Eunice Flores.-

Muchos porteños, podríamos decir que la mayoría, tenemos el concepto de que los programas sociales que ofrece el gobierno son solamente para personas de escasos recursos económicos y creo que no estamos muy lejos de la realidad.

A excepción de unos pocos, como las becas escolares, que tienen requisitos que pueden cumplir los hijos de todos los niveles socioeconómicos, pues lo indispensable es la calificación del alumno sin importar si sus padres son ricos, pobres o están en un nivel medio. Creo que lo justo es así.

Existen en Manzanillo bastantes familias que viven con un perfil económico medio. Ni son ricos, ni son pobres. Tienen servicios en su casa, sus cositas, sus muebles, porque a base de muchísimo esfuerzo y con la bendición que Dios les da de trabajo, por lo regular en lo portuario, han ido logrando salir adelante. Incluso hay quienes hasta logran tener un carrito viejo, que quizá a la vista no está muy bonito, pero les da servicio.

Pero, lamentablemente, las personas que están en el limbo económico, batallan al doble o al triple de quienes están en extrema pobreza o los ricos; porque cuando van a solicitar un préstamos hipotecario en un banco, los ejecutivos de dicha institución los ven como poca cosa, insolventes, y la mayoría de las solicitudes hechas por estas personas no califican; cuando ese mismo jefe de familia va a solicitar la misma casa, pero ahora por Insuvi, los de la dependencia lo consideran rico, porque tiene refrigerador, estufa de gas, televisión y hasta computadora (todo mundo tiene una ya), etc., y le niegan el programa de vivienda, e igual le sucede con cualquier otro programa social. Las personas que están en medio casi viven rentando toda su vida.

Por esta razón es necesario que se cambien los reglamentos y requisitos para ser beneficiario de los apoyos que otorga el gobierno, de cualquier nivel. En el caso de las personas de escasos recursos, casi todo mundo voltea a verlos, y qué bueno, excelente. De hecho, casi todos los apoyos se planean en base a ellos, y cuando hay campañas, con mayor razón son ayudados. Creo que todo mundo, sin excepción, tenemos problemas económicos; desde el muy pobre, hasta el muy rico de Manzanillo, sólo que cada quien en su nivel. Y cada uno tiene necesidades, requerimientos diferentes que cubrir; pero, siento que al que peor le va de todos, es al que está exactamente en medio. Y es al que más le afecta la inflación, el gasolinazo y la fluctuación de nuestro peso, ¿qué les parece si en vez de pedir como requisito indispensable para tener una casa o terreno de Insuvi que no tengan refrigerador, estufa de gas, ni ningún supuesto “lujo”, se pone como requisito no tener ninguna vivienda registrada a su nombre en el Registro Público de la Propiedad?

Piensen mucho en los de perfil medio, porque son ellos quienes siempre quedan fuera de todo programa social o créditos.

Que tenga un bonito día.