Entre las Palmeras


 

AHORITA ES CUANDO

Eunice Flores

Cuando uno elige a sus diputados locales y federales, siempre lo hace pensando en que éstos van a traer beneficios para su ciudad y el municipio entero, en el caso de los locales, y para su entidad, en el caso de los federales; cuando resulta que no es así, esto causa mucha desilusión, a tal grado que, en nuevas elecciones, muchos de esos malos representantes populares ya no pueden escalar más políticamente, porque los desilusionados electores así lo deciden.

Tal es el caso de nuestro estado, donde tenemos a varios diputados federales, de los cuales, solo uno, Virgilio Mendoza Amezcua, se ha esforzado por traer grandes beneficios a Colima; muy en especial, buscando el beneficio de Manzanillo, según lo dio a conocer públicamente nuestra alcaldesa, Gabriela Benavides, lamentando la falta de acciones favorables para este municipio por parte de los restantes.

A estas alturas, quizá haya muchos aspirantes a la alcaldía porteña, el municipio más importante del estado, para el próximo 2018; pero, lamentablemente, los demás se han alejado mucho de la ciudadanía que los eligió mediante su voto; y no solamente me refiero a los que no ayudan socialmente, sino a todos aquellos que no trabajan para bajar recursos que permitan hacer obras importantes y trascendentes para Manzanillo.

Y otros, que saben que su gente necesita la ayuda de sus gestiones, brillan por su ausencia; como por ejemplo, la diputada del Distrito XIII, muy poco, por no decir que nada, ha hecho por los afectados del túnel ferroviario de la colonia Libertad y el distribuidor vial de San Pedrito. Su presencia ha sido escasa, y las gestiones no han tenido el fruto esperado.

En cuanto a lo federal, nadie ha trabajado, a excepción de Virgilio Mendoza, para lograr que la API de Manzanillo aporte recursos de manera obligatoria por todas las afectaciones que le causa a la ciudad; y aunque esto último ha sido iniciativa de Mendoza, y no lo ha logrado; para los porteños, esas acciones cuentan, pues demuestra con ellas su verdadero interés por Manzanillo.

Los porteños queremos que, quienes se vaya a lanzar por la alcaldía en el 2018, sean personas que en tiempos no electorales estén activas y demuestren que Manzanillo les importa, no solamente como un botín, vendiendo láminas o tinacos a bajo costo, entre otras cosas; sino trayendo grandes beneficios para su tierra.

Los manzanillenses ya nos fijamos en cada detalle de quienes actualmente ocupan un cargo, como diputados locales, federales o senadores, incluyendo a los plurinominales, que, aunque según ellos no representan a ningún distrito en particular, el ofensivo sueldo que devengan sale del mismo pueblo, que les paga a quienes sí los representan bien.

Que tenga un bonito día.

Se el primero en comentar en "Entre las Palmeras"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.