Entre las Palmeras


¿ERA HISTORICO O POLITICO?

Eunice Flores

Este sábado pasado, 29 de octubre, hubo un evento organizado a través de las redes sociales, llamado “Conoce tu ciudad”. La dinámica consistió en dar una caminata, desde la canchita ubicada sobre el malecón Espíritu Santo, hasta llegar a la parroquia de Guadalupe, en el Sector 1; donde un guía de turistas narraba parte de la historia de Manzanillo, haciendo paradas en los puntos importantes, como las diversas esculturas, monumentos, El Túnel por el lado de la calle Niños Héroes, la Estación, etc.

Pintaba para ser muy interesante y bonito, y ojalá que haya otros más en el futuro cercano. Pero, digo pintaba muy bonito, porque la caminata tomó poco a poco tintes que no me agradaron ni tantito. Al lado de mi esposo participé en el citado evento, acudiendo al llamado a las 6:00 de la tarde.

Puedo decir que fueron puntuales los organizadores, hasta eso, y nos inscribimos alrededor de 15 personas; sin embargo, al ir recorriendo los muchos puntos importantes a lo largo de la ruta que escogió nuestro guía, se nos daba parte de historia; pero también se hacían comentarios de política local, criticando y haciendo mofa de ciertos alcaldes, así como funcionarios municipales y estatales de las administraciones más recientes, incluyendo a las actuales.

Cuando empecé a escuchar todas estas cosas que se hablaban, ya no me sentí nada a gusto, porque se suponía que el evento era meramente de tipo histórico, cultural, y creo que los asuntos de política partidista nada tenían que hacer en los comentarios que ahí se hacían. Esa fue la primera desilusión y chasco que me llevé. Aguanté, porque la verdad es que en ese momento tuve muchas ganas de abandonar la caminata; pero bueno, pensé que eso sería todo lo que tendría que soportar.

Más adelante, al acercarnos al mero corazón de nuestra ciudad y puerto, por ahí por donde están las Fuentes Danzarinas, el guía se detuvo de improviso e hizo una estúpida crítica hacia los comerciantes del Centro Histórico, donde mencionó que éstos eran unos flojos, apáticos y tontos, pues si les estaba yendo mal, era nada más que por su propia culpa. Añadió todavía que la obra del distribuidor vial en San Pedrito y la del túnel ferroviario en la colonia Libertad nada tenían que ver con que les estuviera yendo mal, que sólo eran unos quejumbrosos, llenos de pretextos.

Esto sí acabó de encender por completo mi indignación, y más, porque a la que escribe le consta en carne propia la situación tan adversa que están viviendo los comerciantes del Centro de Manzanillo. En primer lugar, ahí nací, crecí, me casé con una persona radicada de toda la vida junto a su familia en el Centro Histórico, tengo muchos familiares y amigos con los que diariamente convivo y, a excepción de unos pocos años, toda mi vida he vivido en esta zona.

Así que a mí no van a venir a contar, ni a apantallar con comentarios a todas luces malintencionados. Hasta dijo el guía de turistas que acudió a cada comercio establecido del área, uno por uno, para invitarlos al tour histórico, y que, como podíamos ver, no había ningún comerciante presente. Que, para él, esa era una prueba irrefutable de la apatía de los comerciantes en apoyar la promoción del centro.

Creo que esto que dijo es totalmente loco y descabellado, pues los empresarios del antiguo casco urbano, en esos momentos en que nosotros hacíamos el tour, todos tenían sus establecimientos abiertos, señal que no estaban de flojos, sino que estaban trabajando, atendiendo personalmente sus negocios.

Debido a la situación que se está viviendo, muchos ya no pueden sostener una enorme o siquiera regular cantidad de empleados que les ayuden o les suplan si van a otra actividad; y ahora no solo tienen que laborar para salir adelante, a pesar de las afectaciones por las largas obras ya mencionadas líneas atrás, sino también para poder pagar el crédito que se les acaba de otorgar, porque hay que recordar que no fue una justa indemnización por las afectaciones por parte de la SCT, es un crédito, que al no ser a fondo perdido, se tiene que pagar.

La verdad es que, ante todas estas pláticas tendenciosas, malintencionadas y maliciosas, por un momento pensé que nuestro guía estaba haciendo campaña a favor de cierto partido político, pues eran muy evidentes sus alabanzas para los de cierto color, y sus ataques directos, cínicos y descarados en contra de otro.

Deserté en el jardín principal, ya no quise seguir más adelante por dos razones; la primera, porque mi esposo y yo ya andábamos demasiado cansados de los pies, pues previamente habíamos estado paseando; y la otra y principal, porque ya no soporté tan malintencionada caminata. Esto último fue lo que más me hizo desistir.

La idea de hacer este tipo de recorridos es magnífica, y ojalá se volviera a repetir, solamente que yo pediría dos cosas; la primera: Que se le haga más difusión en los medios de comunicación locales, para que la asistencia sea más copiosa; y la segunda: Que si va a ser histórico-cultural el recorrido, lo sea verdaderamente, sin otras intenciones y sesgos; y si ese guía no se puede abstener de sus opiniones y comentarios jiribillosos, entonces que pongan a otra persona en su lugar.

El evento fue únicamente para porteños y personas radicadas en Manzanillo. Espero que a los turistas no se les hable también mal de nuestra ciudad.

Que tenga un bonito día.

Se el primero en comentar en "Entre las Palmeras"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.