Entre las Palmeras


 

TENGA SOLO LOS QUE PUEDA

Eunice Flores

Este pasado 4 de octubre se celebró el Día Internacional de los Animales. Fue creado con el propósito de hacer conciencia en los seres humanos de que los animales se deben cuidar y proteger. En Manzanillo hay por lo menos tres asociaciones dedicadas a este fin, y fuera de ellas, hay muchas personas que, sin esta adheridas a una, hacen lo propio para salvaguardar a estos seres indefensos, como pueden ser los perros y gatos.

También, en nuestra misma ciudad, existen algunas personas que se han ido al otro extremo, pues en su afán por proteger a los animales, albergan en su casa a un número considerable de éstos, rayando en la falta de higiene y, al mismo tiempo, constituyéndose en un problema social para quienes viven alrededor.

Soy de las personas que aman a los animalitos, y tengo en mi haber una perruna y dos gatunas, que son las que puedo mantener y cuidar. Las dos gatas perfectamente esterilizadas, hasta con sus marcas en una de sus orejitas, que indican que están esterilizadas; ambas van a cumplir los ocho años de edad. Aunque mi perruna no está esterilizada, la tengo bajo control y cuidado.

Los animales, aparte de ser una compañía en el hogar, nos cuidan y alegran, en la medida de sus posibilidades; no nos juzgan, no hacen preguntas tontas y sí nos dan mucho amor, demostrándonos su cariño de muchas maneras.

Es un placer cuidar animalitos; sin embargo, pienso que, quienes tenemos esta oportunidad, no demos exceder el número de mascotas más allá de las que podamos mantener, alimentar, bañar, desparasitar, etc. Aun cuando nos duela ver animales callejeros, no debemos levantarlos por causa de esa lástima si el espacio de que disponemos es reducido o no se cuenta con el personal suficiente para ayudar en la limpieza de los propios animales, así como del espacio en que viven.

Porque, muchas veces, por recoger a todo perro o gato callejero, quizá se solucione un problema, pero se cree otro. Porque, cuando se tienen demasiados miembros de cuatro patas en una familia, los olores a suciedad, las plagas como las garrapatas y pulgas y los excesivos ruidos como ladridos o maullidos de gatos en celo por no estar esterilizados, llegan a las casas de los alrededores, provocando, con justa razón, el enojo de los vecinos.

Quiero sugerirle a usted, amable lector, que, si no tiene una mascota, procure adoptar una. El amor que le proporcione le gratificará y no se arrepentirá de haberlo hecho. Si usted es de los que ya tiene mascotas, por lo menos una, ya no adopte otra si no va a poder cuidarla o no tiene espacio suficiente para mantenerla en su casa. Le aseguro que, con ese único animalito en su casa, usted ya está aportando un granito a la protección animal.

Porque, más vale tener un solo perro o un solo gato, y darle la atención de calidad que la mascota se merece, que tener 20 en un cochinero que al rato no va a saber cómo resolver el problema.

Tampoco hay que rayar en la exageración ni fanatismos, pues últimamente ya hay quien protege ratones, ratas, cucarachas, víboras venenosas, etc., porque cayeron en extremos de proteger a todos los animales del planeta.

Estoy de acuerdo en proteger a las especies animales, pero creo que cada una tiene su lugar, su hábitat, su clima, su entorno; en pocas palabras, su ecosistema. Y las casas donde vivimos no son perreras ni zoológicos donde puedan y deban estar todo tipo de animales.

El Día Internacional de los Animales sirva para recordarle al gobierno municipal que hace falta la creación del Centro de Control Animal de Manzanillo, que sirva de albergue para los animalitos callejeros, para que se esterilicen, vacunen y desparasiten, así como promover su adopción.

Los animalitos no votan, pero quienes los protegen sí, y se fijan en detalles como esos. Así que, ya lo sabe, procure tener solo las mascotas que puede cuidar. Y para quienes están fanatizados, al rato no vayan a salir con que no se debe combatir al mosquito del dengue, chikungunya y zika, que enferman; así como las ratas y ratones, también nocivas para la salud.

Que tenga un bonito día.