Entre las Palmeras


¡MUY BIEN POR MOVILIDAD!

 

Eunice Flores

 

La Secretaría de Movilidad del Estado someterá a una revisión exhaustiva a todas las unidades de transporte público de nuestra entidad, lo que abarcará a taxis y camiones del servicio público urbano.

Quizá a los concesionarios esta noticia no les agrade tanto, ya que esto significa que tendrán que reparar sus unidades dañadas y, ¡vaya que hay algunas que lo necesitan con urgencia! Si sus autos o camiones están en mal estado, seguramente no pasarán la verificación.

Bien por esta medida de Movilidad, pues esto le garantiza al usuario una mayor seguridad, al menos en lo que al funcionamiento del transporte se refiere. Para llegar al cien por ciento en seguridad, 50 por ciento le corresponde al estado de la unidad, y el otro, al factor humano.

Saber cómo anda la unidad también permitirá conocer el trato que el conductor le da. Por ejemplo: Si el chofer va frene y frene y frene; o acostumbra subir demasiado pasaje, más de lo que al camión le pueda caber, es casi seguro que los frenos van a andar en muy mal estado. Si no le importa pasar baches, topes y boyas a toda velocidad, de seguro las llantas estarán muy gastadas y la suspensión y amortiguadores también. Checar un camión o taxi es como hacerle unos Rayos X, donde se detecta cómo lo maneja su chofer.

Ojalá que también se sometiera a una exhaustiva revisión médica a los operadores del transporte público; ver el estado que guardan sus reflejos, su vista, si tiene alguna adicción, problemas del corazón, salud mental, etc., porque, de cómo se sientan ellos, dependerá la calidad del servicio que puedan prestar.

Lo mismo sucede en los taxis, que también hay quien frena demasiado, pasan topes y baches a toda velocidad, van a exceso de velocidad, etc., y todo esto, como ya dijimos, repercute en el estado del carro de alquiler.

Una sugerencia que por ahí oí, y me parece muy buena, es que sería bueno que los camiones tuvieran iluminación en las gradas. Es una gran idea, porque hasta ahorita en Manzanillo no hay una sola unidad a favor de las personas con capacidades diferentes y de la tercera edad. Y, el no tener unidades que faciliten el acceso a estas personas, es incurrir en discriminación; es decir, que no tenemos transporte incluyente en nuestro municipio.

Así que, un aplauso para Movilidad, porque sus medidas son una manera de contribuir a que los usuarios del transporte público vayamos un poquito más seguros. Ojalá pronto se establezcan reglamentos, como no sobrecargar de pasaje las unidades, pues cuando un camión lleva demasiado peso, el sistema de frenado es más retardado, o podría fallar en su totalidad. Y así como este reglamento, podría haber muchos a favor del usuario.

Que tenga un bonito día.