Entre las palmeras


Necesitamos un Manzanillo Tour

 

Eunice Flores

 

Uno de los atractivos con los que cuenta la ciudad de Guadalajara es el Tapatío Tour. Este servicio consiste en que por una cierta cantidad, le ponen a uno su brazalete con el que puede abordar las tres rutas turísticas con las que cuenta la ciudad.

La primera es Guadalajara, donde lo llevan a la ciudad, su zona céntrica, hasta Plaza del Sol, después se baja de la unidad, y aborda otra, por el mismo precio y con el mismo brazalete, que lo conduce a Tlaquepaque y Tonalá. Una vez que usted se baja ahí, puede durar el tiempo que quiera, pues cada tanto tiempo, van los camiones por los turistas para regresarlos nuevamente al centro de Guadalajara. Una vez terminado este paseo, puede abordar una tercera ruta, también dentro del mismo, para ir a Zapopan.

Cada paseo tiene narrativas de los puntos importantes y monumentos que se van pasando y las unidades son tipo autobús, de esos que tiene conocida empresa. En este recorrido se avienta uno como turista fácilmente un día entero.

Todo esto lo platico porque algo similar se puede hacer en Manzanillo. Nuestro municipio es ya muy grande y “achorizado”, o sea, alargado. Para visitar la parte alta de nuestra demarcación, sería muy bonito que hubiera de esta clase de unidades, para abarcar al turismo y también a las personas locales. Porque aunque no lo crea, hay todavía muchos locales que no conocemos todos los pueblos de la zona alta de Manzanillo, a excepción de algunos pocos, que son los más populares.

Y si se sincronizaran con el vecino municipio de Minatitlán, como en el caso mencionado al principio, las rutas turísticas estarían más interesantes todavía. Una de las mejoras que debe tener nuestra zona rural para ser más atractiva y segura para el turismo, es ampliar la carretera. A excepción de algunos tramos anchos, la mayor parte del camino es muy angosta, sinuosa y a veces, para llegar a algunos pueblos, hay que pasar por caminos de terracería, que cuando llega la temporada de lluvias, a veces se hacen inaccesibles.

 

Se ha pedido que se amplíe la carretera en sus dimensiones por lo menos hasta Jalipa, pero la ampliación debería ser hasta la misma frontera con Minatitlán. Otra sugerencia, es que haya facilidad para bajar a los ríos, porque no en todos los pueblos es fácil llegar hasta ellos. A veces se llega hasta cierto punto del balneario.

Creo que si la población aportara ideas para mejorar los atractivos turísticos de nuestra ciudad, nos llevaríamos la sorpresa que muchas de ellas son buenas y muy interesantes, y más, cuando vienen de quienes ya conocen la zona alta de Manzanillo. Aunque un recorrido turístico del centro hasta el aeropuerto, guiado, yendo por el boulevard costero a baja velocidad, tampoco es una mala idea.

 

*Que tenga un bonito día