Entre las Palmeras


CUARTOS REDONDOS

 

Eunice Flores

 

Debido a la gran demanda de vivienda que existe en el municipio de Manzanillo, combinada con la fuerte crisis económica que estamos atravesando, algunos porteños han optado por acondicionar alguna sección de su casa como departamento, para ponerla en renta, y así ganarse un dinero extra a sus entradas habituales.

Lo malo de esta situación es que muchas de estas personas no separan ni los medidores de luz ni de agua, cobrando al tanteómetro, como se dice popularmente, esos gastos. Actualmente, las rentas van de los mil 500 arriba, sin contar los servicios, y esto por un cuarto pequeño; porque, si es uno grande, ya se imaginará cuánto es lo que cuesta.

Esta situación no ha sido regularizada por ninguna autoridad competente, pues, como dije al principio, son rentas, por decirlo de alguna manera, clandestinas. Cobran lo que les da la gana, y tratan a los inquilinos de igual manera. Muchos de estos caseros no dan recibo alguno, ni siquiera de esos de papelería, ya no digamos, acreditados por Hacienda.

Así que, es necesario que esta situación se regularice en nuestro querido Manzanillo, porque eso de andar acondicionando cuartos para rentarlos, creo que se está convirtiendo en un problema social, donde, si el casero se amuela al inquilino, éste no tiene a dónde reclamar, ni a quién pedir ayuda, porque no hay nada formal; y viceversa, porque también hay inquilinos que se saben amolar a los renteros.

La situación económica está obligando a las familias a tomar medidas desesperadas, pero adaptar un anexo de la casa para meter gente extraña, es de pensarse dos veces, y tampoco debe permitirse si no se pasan ciertos requisitos a cumplir, como es la separación de medidores de agua y luz, puertas de acceso separadas totalmente de la vivienda principal, medidas y servicios mínimos, ventilación, etc. A la fecha, parece que esto no se supervisa, porque es algo muy común. Sobre todo, deben otorgarse y revisarse contratos y recibos dados de alta en Hacienda.

Esta problemática la está ocasionando el tremendo crecimiento que día a día está teniendo nuestra ciudad y puerto, por la alta migración de personas provenientes de otras entidades, que se vienen a trabajar. Debido a esto, se traen a toda la familia a la aventura, y no les importa meterse en cualquier cuartucho, donde en una sola habitación viven y duermen padres e hijos, y no faltará el amigo o el compadre que venga de pilón con ellos, provocando con esto la promiscuidad, hacinamiento, estrés, falta de higiene y un sinfín de problemas, incluso de tipo psicológico y moral, que no sólo afectarían al casero, sino a la sociedad en que vivimos.

Creo que deben establecerse tabuladores de renta para quien quiera tomar este servicio, sepa los precios que debe pagar por las características, medidas y servicios que tenga el departamento que quiera alquilar.

Que tenga un bonito día.