Entre las Palmeras


10 IDEAS PARA PREVENIR

EL DELITO EN COLONIAS

Eunice Flores
Segunda y última parte

Continúo en esta segunda parte con el resto de mis recomendaciones para prevenir el delito en las colonias de nuestro puerto:
6.- En algunos barrios hay algunas canchas deportivas, pero solamente como elefantes blancos, porque los jóvenes no muestran mayor interés por practicar algún deporte que los aleje de los vicios y la delincuencia, porque no hay algún evento, liga o instructor que los motive. Es por eso que donde haya una unidad deportiva o canchas, debe haber por lo menos un instructor con poder de convocatoria e iniciativa, que realice eventos, cursos, talleres, torneos y sesiones de entrenamiento.
Fíjese que en algunos lugares de la ciudad hay aparatos para hacer ejercicio en las unidades deportivas, pero éstos están dañándose por falta de uso, porque no hay quién enseñe o instruya a los vecinos sobre cómo utilizarlos y qué rutinas pueden hacer.
7.- En cuanto a la instalación de juegos infantiles, que también aportan sana diversión, deben ser de calidad, para que puedan soportar tanto el peso de jóvenes, adultos, adolescentes y niños, porque así se promueve la diversión familiar. ¿Sabía usted que los columpios les gustan por igual a los adultos que a los niños? También se les debe dar mantenimiento constante, porque cuando están nuevecitos, no hay problema; pero cuando el óxido aparece, ni siquiera una pintada les dan. Cuando las cadenas se rompen, no las vuelven a soldar. No hay un vigilante que cuide que no se vandalicen estas instalaciones. Podría ser alguien de la misma colonia, no necesariamente un policía preventivo.
8.- El aspecto cultural está completamente ausente en las colonias. Debieran aprovecharse las canchas o parques para también dar cursos de danza, armar grupos de teatro, fomentar la lectura, presentar ballets, promover la formación de algún grupo musical, etc. Todo esto se hace en el Instituto de Cultura en Salagua, pero no todas las familias pueden ir, por los recursos económicos, ni tampoco tienen interés, porque nunca en su vida se les ha fomentado la cultura.
9.- Otro punto para evitar la delincuencia es destinar o proteger alguna zona de la colonia para la sana convivencia social, donde la familia pueda salir de su casa dentro de su mismo entorno, y pasear en bicicleta, sentarse en alguna banquita, admirar alguna fuentecita, una escultura, un kiosquito, poder hacer una carnita asada o disfrutar de algún evento cultural. En muchas ya existen parquecitos, sólo hay que mantenerlos en buen estado, sombreados con árboles frondosos, limpios y con todas las adecuaciones necesarias.
10.- Y, sobre todo, mantener las colonias muy iluminadas, porque esto también inhibe la comisión de delitos.
Por eso es necesario ir a las colonias. Bueno, estas son algunas ideas que quise compartir con el mejor anhelo que alguna de ellas sirva.
Que tenga un bonito día.