En Piscila, ofrecen experiencias gastronómicas a futuros chefs

Marcia Annel García Ochoa, una cocinera tradicional les enseña a extraer del campo los alimentos que van a preparar, la instrucción culmina en la cocina, donde preparan platillos típicos de la región. Este es un tema que ha tomado mucha fuerza en los últimos años, incluso los grandes chefs retoman las raíces culinarias.Marcia Annel García Ochoa, una cocinera tradicional les enseña a extraer del campo los alimentos que van a preparar, la instrucción culmina en la cocina, donde preparan platillos típicos de la región. Este es un tema que ha tomado mucha fuerza en los últimos años, incluso los grandes chefs retoman las raíces culinarias.

Antes del inicio de la pandemia, Marcia Annel García Ochoa, originaria de la comunidad de Piscila, en la capital colimense, inició con un proyecto educativo, para ofrecer experiencias gastronómicas a jóvenes estudiantes del Estado de Hidalgo, Estado de México y Puebla, que reciben clases de gastronomía en línea, para que pudieran venir a Colima y vivir la experiencia.

Annel García, quien es cocinera tradicional de Colima, señaló que quien la contactó fue un maestro de apellido Bucio, con quien estableció un convenio para que los 12 jóvenes permanecieran tres días en Colima, ellos pagarían su estancia en un hotel de la capital y las clases que ella impartiría.

Señaló que serían tres clases al día (desayuno, comida y cena), lo novedoso del concepto radica en que los jóvenes tendrían que ir al campo para extraer los alimentos que prepararían, “así que la experiencia iniciaría en el campo de cultivo y concluiría en la cocina, con la elaboración de cada uno de los productos”.

La jamaica blanca, una de las variedades que se cultivan en la comunidad de Piscila, en el municipio de Colima.

La jamaica blanca, una de las variedades que se cultivan en la comunidad de Piscila, en el municipio de Colima.

García Ochoa expresó que por desgracia, este proyecto fue suspendido debido a la pandemia, pero ya se tenía contemplado el menú que usarían, se trata de platillos típicos colimotes como son: la carne con chile, nopales con huevo, “porque todo mundo los hace, pero los que yo preparo son distintos, viene en una salsa de guajillo, comino, ajo, lo que resalta el sabor”, otro de los platillos es el tatemado, los frijoles puercos para acompañamiento; además, para la cena prepararían unos ricos tamalitos de ceniza, también los tamales de carne, “porque cada región tiene su forma peculiar de prepararlos”.

Otra de las actividades que se tenían contempladas era acudir al río que se encuentra en la comunidad, donde ya tenían una lancha reservada para la pesca, ya que el segundo día el platillo fuerte sería el pescado, “en este módulo, los jóvenes pescarían el pescado que prepararían, se les enseñaría la técnica tanto para la pesca, como para la preparación”.

Esta es una nueva forma de enseñanza para los estudiantes de gastronomía, señaló Annel. Indicó que ahora los chefs que tienen especialidad en comida gourmet, han incorporado en su menú platillos de cocina tradicional, pero ellos, a diferencia de estos jóvenes estudiantes, no viven la experiencia gastronómica desde el campo, sino en los mercados, en centrales de abasto, etcétera, porque lo que buscan es adquirir sus insumos orgánicos; que es el plus que los grandes chefs están agregando en sus menús.

La venta de cacahuate en crudo, es uno de los principales ingresos de las personas de la comunidad de Piscilia, en Colima, Estado del mismo nombre.

La venta de cacahuate en crudo, es uno de los principales ingresos de las personas de la comunidad de Piscilia, en Colima, Estado del mismo nombre.

Annel García explicó que ya se había preparado para recibir a los jóvenes, “ya había hechos las camas de rábano, de cilantro, cebolla y otros ingredientes más que utilizo en las preparaciones”.

Por el momento, la cocinera tradicional ha pensado en invertir en la siembra de cacahuate, pero no tendría que ser en la temporada de lluvias, porque con mucha agua se pudre, “la idea es venderlo tostado, y producir máximo una tonelada, porque aquí en la localidad de Piscila ya todo productor tiene mercado para venderlo en crudo, pero yo lo quiero vender tostado”. La idea es hacer un producto 100% orgánico, sin fertilizantes. Ya tengo la idea de cómo elaborar mi tostador rústico para concretar mi proyecto; señaló.

Comentó que debido a la pandemia, y a la necesidad de quedarse en casa, junto con los vecinos idearon una forma de comercializar sus productos a través de las redes sociales, en la página de “Que vendes Piscila” y en la personal, de Marcia Annel García, y en la de Mujeres del Fuego, donde “estuvimos ofertando paquetes de nopales, huevos rojos, Jamaica, cacahuate tostado, semillas de calabaza tostada y ponche. Elaboramos unos costalillos que yo misma bordaba, donde incluía todos estos productos y tenían un costo de 200 pesos”.

Eso ha hecho que los habitantes de la localidad puedan hacerse de un ingreso, porque hasta esta zona no llegan los programas de gobierno, por lo que tienen que recurrir al autoempleo, porque son pocos los que tienen un trabajo fuera del campo.

Uno de los principales ingresos de la comunidad, es por la venta de cacahuate, el tostarlo y empaquetarlo en costales, es una tarea que involucra a todos los miembros de la familia, principalmente a las mujeres.

Uno de los principales ingresos de la comunidad, es por la venta de cacahuate, el tostarlo y empaquetarlo en costales, es una tarea que involucra a todos los miembros de la familia, principalmente a las mujeres.

Destacó que en lo personal, lo que me la ha hecho fuerte es la venta de postres, ya que también se dedica a la preparación de diversos tipos de pasteles y la gente de la misma comunidad los adquiere para cumpleaños o simplemente como postre.

Para finalizar, Annel nos comentó que de manera reciente salió la publicación de un libro de cocina donde ella tuvo una participación, el libro “Mujeres del fuego, saberes y sabores de Colima”, ya ha sido vendido en distintos lugares del Estado, de Estados Unidos, Canadá e incluso Dubái, que contiene además de las historias donde las cocineras relatan lo que han tenido que enfrentar para buscarse un lugar en el área de la gastronomía; también contiene las recetas de distintos platillos colimotes, explicadas paso a paso.