En la Mira


Agotada la urdimbre, saldrán los candidatos

René Montes de Oca

 

Tal parece que en el PRI están por agotarse las maniobras y no habiendo otro remedio, tendrá que aparecer el que será su candidato o candidata al Gobierno del Estado.

Decimos esto, porque tanto en esta ocasión como en pasadas experiencias sexenales, ha sido mucho el manoseo a la lista de aspirantes, predominando las especulaciones a favor de algunos actores políticos.

Ayer, una maestra me comentaba alarmada: “Que dizque todo viene a favor de ‘Nacho’”, lo que me hizo recordar en una ocasión, cuando siendo secretario del Ayuntamiento de Ixtlahuacán, hasta ese remoto municipio, en vísperas del tiempo señalado por la convocatoria tricolor, un grupo de activistas de Socorro Díaz Palacio fue a informarme el rotundo triunfo de la periodista originaria de Pueblo Juárez. Pretendieron sorprenderme, cosa que no lograron, ya que mi larga trayectoria dentro del partido y sobre todo mi participación en todos los niveles del instituto, me dieron seguridad para rechazar la tendenciosa noticia y esperar el anochecer, cuando llegó la versión oficial sobre el triunfo del aspirante al que el pueblo apoyaba para esa contienda, el carismático don Carlos de la Madrid.

Lo que los derrotados buscaban en aquella ocasión fue lo que conocemos como el típico “madruguete especulativo”, versión que confunde y divide, último recurso de los desesperados. Pero los colimenses no caímos en esa treta, fuimos institucionales; aun que por ello, solamente merecimos el calificativo despectivo de Socorro al considerarnos simples “aldeanos”.

Aquí estamos los mismos “aldeanitos”, humilditos como siempre, pero dispuestos a esperar todo el tiempo del mundo, a que las cosas se hagan en orden para que triunfe el mejor aspirante, el que las masas demanden, no el que las élites decidan, ni tampoco aquel que los famosos aspirantes y el Comité Ejecutivo Nacional impongan.

Creemos que ha sido mucho el manoseo, las idas y traídas de consignas, líneas políticas y presiones. Todo lo que se hace al interior del PRI lo daña mucho y en estas maniobras poco edificantes, siempre sale perdiendo la democracia que debe imperar en un proceso limpio para iniciar una contienda sana.

Colima está de pie, en la misma posición de siempre. Que las especulaciones fracasen, que los comentarios no desorienten, que las malas artes cesen, abriendo paso a la figura que salga a la palestra y pueda asegurar un triunfo rotundo del institucional.

 

EL PAN SUFRE LAS MISMAS

 

Vemos a un Virgilio cauteloso, aún no canta la victoria. Es que no obstante su trabajo político que le da ventaja para ser el candidato ideal al gobierno de Colima, un nubarrón en el centro no ha dejado que el Sol les brille de frente a los panistas colimenses.

El regreso de Gustavo A. Madero a la dirigencia -después de un breve paréntesis que le permitió amarrar la plurinominal- realimenta la sospecha de una posible designación cupular y esto es grave, coloca al PAN en situación similar a la del PRI, partido al que no da respiro el centro con su criterio impositivo.

En el PAN, pasadas actitudes de grupos cerrados, diseñaron la derrota de una gran dama, una candidata a la presidencia con mucha calidad. En Colima fue otra mujer la que sufrió las consecuencias de las atrocidades internas del partido azul, cuando tuvo el error de postularse para el Gobierno del Estado. Lo peor del caso es que la influencia cupular llegó hasta los mismos Pinos, en donde el personaje de la gran casona en esos tiempos, se convirtió en un verdadero dictador panista, situación que no creemos se vaya a dar ahora en las entrañas del tricolor.

 

RUMBO AZUL,

LA OLIGARQUIA

DE MINATITLAN

 

Con el anuncio de que el alcalde de Minatitlán, Alejandro Mancilla, será registrado como candidato a diputado federal por el segundo distrito, el PRI verá si ha trabajado en Mina seriamente o sólo se dedicó por décadas a seguir la corriente de oligarquía con tintes de nepotismo en el municipio del hierro, en donde otra dificultad que se le viene al tricolor está representada en la fuerte urdimbre para no dejar llegar a la candidatura a la presidencia municipal al actual diputado Campos, que no pertenece a la plutocracia ni milita en la corriente de nepotismo imperante en ese municipio.