En la Mira


EDUCAR CON VISION

DE EQUIDAD SOCIAL

 

René Montes de Oca

 

La escuela pública debe ser el baluarte de los mexicanos para generar una educación de calidad. Es esta institución generadora de equidad, donde en un ambiente democrático los estudiantes deben encontrar una atención justa y de avanzada, que les permita salir del oscuro panorama de la ignorancia y la discriminación.

La aspiración de la Secretaría de Educación es generar un proceso en donde la justicia natural cobije a los más débiles, en un ambiente de propensión a que los protagonistas se dejen guiar por el sentimiento del deber.

La Reforma Educativa, en su esencia, pondera la cualidad de dar al educando lo que se merece. La idea es lograr conformar una escuela pública que genere actitudes responsables, colmadas de valores, con la intención de crear un modelo educativo flexible e innovador, así como un amplio reconocimiento social.

La escuela pública está llamada a ser la institución líder en donde se modele una nueva estructura social, ampliando y atendiendo la demanda de educación en el país, bajo criterios y estándares de calidad e innovación permanentes.

Con la mejor intención de trabajar en una cruzada para mejorar la calidad de la escuela pública, el secretario de Educación de Gobierno del Estado, Oscar Hernández Rosas, se despojó de todo título o reconocimiento académico ante los líderes de opinión del Círculo de Analistas Políticos de Colima, para ufanarse al hacerse llamar profesor de escuela, a quien el destino le ofreció la oportunidad de convivir en el medio rural con la real problemática educativa de México.

Vale la pena señalar que ahora el alto funcionario educativo se fortalece en su mística de servicio para salir a la palestra con la bandera de ordenar los recursos humanos y que ningún maestro deje de estar frente al grupo de alumnos que le corresponda.

La educación es la inversión más alta de nuestro gobierno, resulta un acto injusto desviar sus recursos humanos y materiales. Sería como tirar por la borda la sana intención de cambiar a México, fortaleciendo su estructura y erradicando la ignorancia.

Hernández Rosas dijo que dará atención prioritaria al reordenamiento en la Secretaría, que seguirá instrucciones del gobernador Ignacio Peralta, quien es de la idea de una renovación constante en todas las áreas de su gobierno. El mandatario no comulga con un estatismo improductivo que con su condición de poca movilidad, es más propenso a vicios y deformaciones.

Los cambios seguirán en el sector educativo, los grupos de “intocables” que tanto daño causaron por años a la educación en las oficinas administrativas, ya sienten pasos en la azotea. No se trata de una cacería de brujas, simple y sencillamente, responder a las demandas de los maestros, quienes claman, con justa razón, que la moralización empiece por arriba.

El mismo martes se hicieron los cambios del Instituto Estatal de Educación para Adultos (Ieea) y la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), luego seguirán muchos más, buscando vigorizar el trabajo educativo, imprimirle más dinamismo, sacarlo del estatus amodorrado y comodino, vigorizando así el espíritu del magisterio colimense.

 

DISTINCION A POLITICA COLIMENSE

 

El pasado martes le fue tomada protesta a la ex senadora Mely Romero Celis como subsecretaria de Agricultura en el gabinete de Enrique Peña Nieto. Una magnífica noticia para los colimenses, la cual se enriqueció con la llegada de su suplente Hilda Ceballos Llerenas al escaño en la Cámara Alta de la República. Ambas son damas con talento y simpatía. Han navegado por este mar de urdimbre tenebrosa y no se han manchado, cruzaron el pantano incólumes y por ello el ambiente político provinciano está de fiesta, máxime que son figuras femeninas y los éxitos del bello sexo los celebramos todos.