Empresarios tuvieron pérdidas millonarias por lluvia


Jesús Lozoya Baeza.-

Empresarios de Manzanillo se encuentran molestos, preocupados e indignados luego de que la lluvia del pasado lunes no solo causó daños a la carretera a Jalipa, sino también a sus empresas, registrando cuantiosas pérdidas económicas.

Héctor Urióstegui, quien cuenta con una empresa de logística portuaria, señaló que lo que está pasando no es otra cosa más que la falta de previsión de las autoridades, que son responsables del buen encauzamiento de los ríos y de asegurarse que no se hagan obras malhechas y mucho menos que causen daños a terceros.

Erick Arista, quien también cuenta con una empresa de almacenamiento, patio y transporte, indicó que su empresa también registró daños importantes al desplomarse contenedores con carga; señaló que esta lluvia no era una tormenta ni un huracán y los daños que deja es para preocuparse por lo que pueda suceder más delante.

Dijo que muchas voces vinculadas con el puerto habían anunciado lo que podía pasar, pero solo los responsables de hacer las obras, de planear y ejecutar lo necesario son los que no escucharon y se dan cuenta hasta que suceden las cosas, lo que cual es lamentable.

El sector empresarial se encuentra alerta porque la temporada fuerte de lluvias apenas comienza y los daños ya son de millones de pesos.