Embovedado pone en riesgo al puerto


Jesús Lozoya Baeza.-

En reunión interinstitucional quedó demostrado que los drenes pluviales que desembocan a la dársena del puerto son insuficientes para canalizar el agua pluvial que baja por el arroyo de La Tigra y que será “embovedado” para ampliar la carretera a Jalipa.

En esta reunión donde participó la Comisión Nacional del Agua, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, representantes de la API, Sefome, contratista y otras autoridades también la autoridad portuaria manifestó su preocupación porque es evidente que cientos de toneladas de arena pararán en la dársena del puerto y los obligará a estar dragando todos los años para mantener a menos 16 metros de profundidad.

La Conagua mostró finalmente el estudio donde queda demostrado lo anterior y se evidenció que el proyecto de 420 millones de pesos para embovedar el agua y ampliar la carretera a Jalipa requiere de otros proyectos adicionales en la parte norte para reducir los volúmenes de agua que bajen por este dren.

Ante ello, existe una evidente desaceleración de los trabajos, sin embargo, la propia Conagua y la SCT habrán de trabajar en las alternativas de solución para reducir la cantidad de agua que baja e ingresa a la dársena portuaria, pero también frenar la arena, piedra y ramas que también llegarán si no hacen obras adicionales.

Las empresas vinculadas a la actividad portuaria ya habían señalado los problemas que enfrentaría el puerto con esta obra que ha sembrado muchas dudas también en el sector de la construcción local.