El libro tiene magia y romance; nunca va a desaparecer

En medio del aroma de libros y revistas tan estimulante como el de un café recién preparado, Miguel Ángel Montes afirma que la pandemia no afectó el fomento a la lectura, sino al contrario ya que “la pandemia vino a sacudirnos literalmente y sacarnos de nuestra zona de confort y a ver otras opciones para pasar el tiempo y una de ellas ha sido la lectura”. | Foto: Especial

El libro físico nunca va a desaparecer; tiene una magia, un romance… para mi punto de vista nunca va a desaparecer”, expresó convencido Miguel Ángel Montes, encargado de la librería Educal en Manzanillo, lugar donde convive junto con Karen Bucio todos los días con cientos de personajes atrapados entre las páginas multicolores.

Consciente del avance de la era digital y lo fácil que ahora resulta descargar libros por internet, Miguel Ángel Montes, no tiene duda alguna e insiste que nunca será igual la experiencia de un libro digital a uno físico. “Puede resultar más cómodo el primero porque lo llevamos en un dispositivo, ya sea teléfono, iPad o USB, pero no es igual. Al otro lo puedes subrayar o hacer anotaciones mientras avanzas en su lectura, es un compañero de viaje debajo del brazo; es una relación más íntima”.

Dijo que incluso jóvenes le comparten lo difrente que es poder hojear un libro a realizar la lectura desde un teléfono celular. “Debemos ocuparnos por- que haya más librerías, más espacios que estimulen la imaginación y alimenten el conocimiento”.

En medio del aroma de libros y revistas tan estimulante como el de un café recién preparado, Miguel Ángel Montes afirma que la pandemia no afectó el fomento a la lectura, sino al contrario ya que “la pandemia vino a sacudirnos literalmente y sacarnos de nuestra zona de confort y a ver otras opciones para pasar el tiempo y una de ellas ha sido la lectura”.

Sobre que México no es considerado un país de lectores comentó que conoce esas estadísticas, que él cree que el mexicano si lee, pero la cuestión es qué lee por lo que está a favor de promover la lectura, convertirla en un hábito y por eso realizan frecuentemente descuentos o precios muy bajos para que sean accesibles para los lectores.