El Faro


CON VIRGILIO, RECOBRA

VIDA PROCESO POLITICO

Gildardo García Beltrán

Como dijo aquel… “¡Aiga sido como aiga sido!”, nuevamente lograron encender el ánimo entre los miles de seguidores del alcalde porteño Virgilio Mendoza Amezcua, quien finalmente sí aparecerá en las boletas electorales del próximo siete de junio.

Mientras que a un gran sector de la oposición se le “frunció el c…eño” al conocer la noticia, para otros fue motivo de alegría, misma que habían perdido luego de conocer que Mendoza Amezcua no sería el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura del estado.

No es para menos, porque aun como candidato a diputado local por su partido, se convierte en un enorme tanque de oxígeno para los albiazules, porque vaya que cuenta con simpatías en todo el estado, ya no digamos en el municipio que gobierna.

En tanto, para los del Partido Revolucionario Institucional (PRI), obviamente las cosas se pondrán más difíciles para que puedan alcanzar el triunfo, porque en la suma de votos podemos decir que desde ahora están en desventaja.

Tal decisión también fortalecerá aún más las aspiraciones de Gabriela Benavides Cobos como candidata a suceder en el cargo a Mendoza Amezcua.

Porque, independientemente a que también cuenta con un importante capital político, incrementará considerablemente la suma de sufragios a su favor.

Ya que a que al “efecto Virgilio” debemos agregar también el hecho de que la planilla que encabeza está integrada en su mayoría por personas que sí conocen lo que es un auténtico servidor público.

Personas que podrán meter la pata a la hora de tomar decisiones, pero que desconocen lo que es meter la mano en las cosas ajenas, lo cual ya es toda una garantía si el voto los favorece en las elecciones del próximo siete de junio.

Finalmente, debemos comentar que de retache, otro de los beneficiarios será el candidato a gobernador por el PAN, Jorge Luis Preciado, a quien todavía estamos observando como un “negrito en el arroz”.

No porque con ello tenga posibilidades de éxito -la gente está dolida con él-, sino porque al menos la captación de votos a su favor registrará un considerable incremento.

 

CASOS Y COSAS

 

Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra. Quevedo.

LA CIUDADANIA PORTEÑA está muy al tanto de lo que sucede en el entorno político, tal vez por el efecto que generan las redes sociales, ya no resulta fácil engañarlos, de ahí que no falten quienes opinan que definitivamente ya no creen en los políticos.

Pudiéramos decir que en términos generales, hay pérdida de confianza y para que los políticos la recobren, no será suficiente con el cambio de discurso, sino con el cambio de actitudes a la hora de desempeñar los cargos.

Alejando para siempre los actos de corrupción, todo lo que suene a impunidad, pero sobre todo, que se dediquen ya a trabajar para quienes con su voto los llevaron a ocupar el cargo, pero no para quedar bien con el gobernante en turno y con sus correspondientes institutos políticos.

EL DUEÑO DEL Morena, Andrés Manuel López Obrador, piensa que su política de engaña bobos continuará dándole resultados, si fuera por la gente, dicho partido no existiría, pero el Gobierno Federal le permite que siga con su juego político de sentirse el mesías, porque saben que es muy peligroso y no conviene perderle de vista. Porque sí así ya ven cómo les anda yendo, imagínense nada más lo que haría ocultamente.