El Faro


¿Terminaría la incertidumbre?

Gildardo García Beltrán

El rumbo que había trazado el alcalde Virgilio Mendoza Amezcua era directo y sin escalas hacia la sala oval del Palacio de Gobierno en Colima, no había dudas de que la nave realizaba su travesía sin riesgo alguno de ser desviada.

Nadie llegó a imaginarse que las cosas no serían así, por ello el ánimo predominó siempre, pues no había dudas de que se contaba con todo lo necesario para alcanzar el objetivo.

Sobre todo porque los convenios, tan necesarios en estos casos, ya estaban debidamente arreglados, las condiciones eran óptimas para que se llevara a cabo la intención de sacar al PRI de la gubernatura.

Pero no se tomó en cuenta que en estos casos lo que predomina son las envidias que surgen de último momento, siendo lo más delicado que las mismas llegaron por parte de la dirigencia de su mismo instituto político, el blanquiazul, apoyados por el negativo senador Jorge Luis Preciado, quien debe haberse sentido porque a él ni lo pelaron en las encuestas cuando pretendía ser el candidato.

Con ello, es obvio que Mendoza Amezcua se iba a mostrar indeciso, porque a lo anterior se debería añadir que se enfrentaría al aparato gubernamental federal y estatal, a quienes en condiciones normales, sí estaba con posibilidades de vencer.

Al momento de estar escribiendo esta colaboración, desconocíamos aun cual sería finalmente la decisión que tomaría Mendoza Amezcua, tal vez cuando aparezca hoy miércoles, ya tengan sus seguidores la correspondiente respuesta.

Gente para que lo respalden en caso de decidirse a ser el candidato del PAN sí la tiene, sería cuestión de que los blanquiazules sacaran la casta y el orgullo para enfrentar y llevar al triunfo a su candidato, quien gracias a su trabajo al frente de la comuna porteña, cuenta con los méritos suficientes como para ser un buen gobernador.

En cuanto a quien sería su opositor ante las urnas el próximo siete de junio, el priísta Ignacio Peralta Sánchez, sabe que la contienda sería de pronósticos reservados, sobre todo porque al interior de su instituto político también hay divisiones, lo que en un momento dado podría restarle votos.

 

CASOS Y COSAS

 

El egoísmo no es más que el medio de convertirlo todo en utilidad propia. La Bruyére.

AL COMERCIO ORGANIZADO lo han estado atacando por el norte y por el sur. Por un lado tenemos a la interminable obra para construir el túnel ferroviario y el famoso Portal API, que ha venido perjudicando de unos meses a la fecha a los comerciantes del Centro Histórico.

Sobre todo porque también se afecta a la circulación vehicular con el paso de los convoyes que salen del puerto interior y de la Peletizadora Peña Colorada.

Luego, está también la remodelación de la Av. Elías Zamora Verduzco, lo que obliga realizar un enorme rodeo y quita espacios para el estacionamiento vehicular, afectando con ello a los establecimientos comerciales.

Cuánto tiempo se llevará esta obra, no lo sabemos, porque generalmente tardan demasiado, porque las empresas nunca cumplen con los compromisos adquiridos, eso ya es una tradición muy mexicana.

LA FORMA DE hacer política es totalmente diferente a como se acostumbraba antes, por lo menos en lo que se refiere a los pronunciamientos a la hora de destapar candidatos. Ahora, los tradicionales desplegados que utilizaban los tres sectores: Campesino, obrero y popular como apoyo a su candidato “destapado” ya no existen.

Tal vez porque ahora muchos de los campesinos se han convertido en fraccionadores, mientras que los políticos ya no san tan populares. Obreros sí hay, pero como ganan para medio comer, ya no les alcanza para pagar los desplegados.