El Faro


Regresamos a la crisis

Gildardo García Beltrán.-

Durante los dos sexenios del Partido Acción Nacional, la gente clamaba porque regresara al poder el Partido Revolucionario Institucional, aduciendo que los del tricolor “robaban”, pero también dejaban “robar”, mientras que los blanquiazules lo querían todo para ellos.

Tal vez todo ello sea cierto, pero como que los tricolores roban de más, sin medirse, porque de inmediato y como casi siempre ha ocurrido, una vez más nos encontramos inmersos en las tradicionales crisis económicas que padecimos por más de 70 años, cuando estuvo en el poder el tricolor.

Coincidentemente con el regreso del PRI al poder, también regresó la crisis, con lo que obviamente volveremos a apretarnos el cinturón y a observar cómo son puros sueños guajiros lo del desarrollo de nuestra nación.

Porque, como ya sucedió, se vienen los recortes en las áreas más sensibles, pero la gente en el poder continúa igual, no reduce de manera significativa sus gastos ni tampoco los ostentosos sueldos que perciben.

Mientras, los partidos políticos tampoco regresan al erario público las millonarias sumas de dinero que reciben para sus gastos, con lo cual todo queda prácticamente igual.

Ya que es precisamente la élite política quien nos tiene hundidos, sin esperanza alguna de que el país progrese y con ello, de que los trabajadores que sí se sudan “el lomo” para devengar los míseros salarios que perciben, continúen hundiéndose en la pobreza.

Ahora mismo, nos encontramos en la etapa en la que la élite en el poder gastará millonadas de pesos en sus respectivas campañas políticas, las cuales sirven para lo que se le unta al queso, porque finalmente son puras promesas las que realizan, olvidándolas cuando llegan a ocupar los cargos.

Aunado a lo anterior, tenemos también a los empresarios que invierten su dinero a las campañas, lo que obliga a los gobernantes a pagar favores de diferente índole, ah, porque eso sí, los adinerados ciertamente le invierten, pero siempre se aseguran de no perder.

Total que en el círculo de la política casi en todos los casos se mueve pura basura, misma que para nuestra mala fortuna es “reciclable”, no se degrada, lo que genera contaminación por todas partes.

 

CASOS Y COSAS

 

Al lado de cada derecho que se pueda disfrutar, hay siempre un deber que cumplir. Padre Ráulica.

LA FAMILIA PETROLERA es otra lacra en donde el dispendio está por todas partes. Mentiras que el petróleo es nuestro, porque siempre ha sido de unos cuantos a quienes posiblemente ni la caída en el precio del llamado “oro negro” les esté afectando, porque han de tener sus reservas para ellos.

EL ESTADO DE GUERRERO continúa transformado en un infierno, situación que ha obligado a cientos de familias a abandonar sus hogares y cambiarse de residencia.

Siendo lo más lamentable que el gobierno, en sus tres niveles, no atine a mantener el orden sometiendo a los criminales, quienes al parecer continúan con todo bajo control.

COMO EL MAL EJEMPLO cunde, prácticamente en ningún estado de la República existe respeto por la vida, situación en la que la Iglesia también se mantiene en silencio, lo cual hace que las cosas se vuelvan desesperantes, porque todo va y viene, menos la tranquilidad.

SEGURAMENTE QUE Virgilio Mendoza, de un momento a otro, decidirá lo que mejor convenga para su futuro político. Todo iba viento en popa, pero lo traicionaron en las altas esferas del CEN del PAN. Sobre todo el senador Jorge Luis Preciado, quien presuntamente vendió a Virgilio e hizo arreglos con los del CEN del PRI, mismos que obviamente le beneficiarán en lo particular y a los de su grupo, lo de siempre… ¡son una lacra!

Por ello, quienes apoyan a Virgilio seguramente seguirán expectantes para conocer lo que suceda y apoyarlo junto con Gabriela Benavidez, que será la candidata blanquiazul por la alcaldía municipal para conservar el poder en el municipio.