El Faro


Gildardo García Beltrán.-

Los piojos son parásitos muy pequeños que habitan en la cabeza de los seres humanos. Para vivir y desarrollarse se alimentan de pequeñas cantidades de sangre del cuero cabelludo, y para reproducirse dejan sus huevos (liendres) en el pelo. El piojo tiene seis patas y no ocho, como se suele decir.

El color del piojo varía del beige al gris, adecuándose al color del cabello que contagia. Su color se vuelve más oscuro después de que se alimenta. Y suele localizarse detrás de las orejas o en la nuca.

De México, hemos exportado un “piojo” muy especial, tan es así que está en la mente de todos en gran parte del globo terráqueo, alimentándose de las energías que roba a los miles de fanáticos del futbol, mas no a los aficionados pensantes.

Mientras que en nuestro país, si gana el próximo domingo la Selección Nacional a la de Holanda, seguramente será declarada como una “especie protegida”, así como “patrimonio cultural de los mexicanos”.

Sobre todo, cuando “El Piojo” Herrera ha ofrecido a la afición “más días felices”. Con lo cual pasarán a segundo término lo del crimen organizado, la inseguridad, la pobreza extrema, falta de empleos y la retahíla de calamidades por las que venimos atravesando de un tiempo a la fecha.

Después del triunfo ante Croacia (3-1), Miguel “Piojo” Herrera aseguró en la revista “Proceso” que ahora deberán ganar el siguiente juego contra Holanda en octavos de final, “para decir que es la mejor Selección que ha jugado un Mundial fuera de México, porque en nuestro país hay registro de dos quintos partidos”.

Luego, abundó, “buscamos llegar al sexto partido para ser la mejor de la historia”. Y anticipó que “aún faltan más días felices”, ya que incluso dijo pensar en que Rafa Márquez, el capitán, levante la Copa del Mundo.

Como quiera que sea, debemos reconocer que muchas personas se distraen de sus problemas cotidianos, no faltando aquellos que también se distraen de sus obligaciones laborales, lo cual obviamente genera pérdidas al país porque predomina la holgazanería.

CASOS Y COSAS

Yo considero dichoso a aquél que, cuando se habla de éxitos, busca la respuesta en su trabajo. Emerson.

A LA COLONIA FSTSE, ubicada en el Barrio I de El Valle de las Garzas, le hacen falta más inversiones para pavimentar las calles y construir un pequeño parque infantil. Incluso, hasta hacer más ancha la Av. Obras Marítimas, similar a la Recursos Hidráulicos, en donde hasta con camellón central cuenta.

Para lo cual, los propietarios de terrenos deberán cooperar porque los mismos incrementan su plusvalía gracias a los desarrollos municipales, no porque ellos le inviertan un solo centavo para el mejoramiento de la infraestructura urbana, de lo que sí se aprovechan para vender tiritas de tierra en breña, más caros que como si fueran en fraccionamientos de lujo.

LA TEMPORADA DE LLUVIAS, por donde quiera que lo veamos, resulta benéfica, es cierto que inmediatamente proliferan los baches, estamos expuestos a inundaciones y se incrementan las temperaturas y con ello el gasto de más energía eléctrica, pero también es cuando los pocos campesinos que quedan, siembran sus parcelas, nace más pastura para los bovinos y equinos, se alimentan los mantos freáticos y el entorno se transforma, porque se lavan los árboles, los techos de las casas y en cierta manera, se apacigua también el polvo que normalmente prevalece en el medio ambiente. En tanto, por donde quiera predomina el color verde, ya que los cerros lucen en todo su esplendor.

LA PRIMAVERA, EN ESTE AÑO, prácticamente no existió, lo cual deberá tomarse en cuenta, ya que ello representa que la madre naturaleza nos puede cobrar factura por el daño tan grande que se le está ocasionando. Todo ello a ciencia y paciencia de las autoridades encargadas de evitarlo, y sin programas a la vista que permitan mejorar en parte nuestro medio ambiente.