El Faro


QUIEN SIEMBRA VIENTOS, COSECHA TEMPESTADES

 

Gildardo García Beltrán

 

El diputado federal y también delegado del Partido Verde Ecologista de México (Pvem), Virgilio Mendoza Amezcua, siempre se ha dedicado a sembrar amistades tan enraizadas, que difícilmente llegan a romperse.

Por eso no resulta extraño observar que la política no es mala, que los malos son quienes la practican equivocadamente para beneficiarse, no como un instrumento de servicio hacia los demás.

Político de nueva generación, Mendoza Amezcua ha dado muestras de cuál es el verdadero arte para hacer política, aplicando fórmulas sencillas pero difíciles de encontrar: Respeto a sí mismo, hacia los demás, espíritu de sacrificio y de lucha constante.

Llegar al sitio hasta donde se encuentra políticamente hablando, seguramente que no le ha sido nada fácil, lo ha venido escalando paso a paso. He tenido la fortuna de tratarlo en momentos difíciles. Meditabundo, autocriticándose y por qué no, hasta indeciso, lo cual es normal si consideramos que se trata de un ser humano que se mueve en un terreno bastante difícil en donde todo puede suceder.

No siempre tenemos que sacar beneficio de las cosas, pero como mínimo siempre se espera una prueba de fe que somos importantes para la persona que ayudamos.

Aquí, sobresale la figura del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, quien pudo esgrimir mil escusas para no acudir a su toma de protesta como delegado, pero con su presencia dio muestra de que también es una persona noble, agradecida y dispuesta a respaldar al amigo.

Peralta Sánchez es también un político de nueva generación, bien intencionado, pero le ha estado pesando llegar al cargo en un momento cuando la turbulencia política está en todo su apogeo con miras electorales para el 2018, cuando buscan desacreditar a como dé lugar lo que hacen en sus cargos quienes pertenecen al Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero sobre todo, cuando se generan actos de corrupción tan imperdonables como los que presuntamente cometió su antecesor, Mario Anguiano Moreno, entre otros.

No obstante lo cual, seguramente que al final de su mandato habrá de recibir algún reconocimiento por parte de quienes ahora lo atacan, porque vaya que no ha de ser nada fácil lograr que un estado resurja como el Ave Fénix.

Lo que tú haces se te devuelve, ya sea bueno o malo, y en nuestra muy modesta forma de pensar, sentimos que José Ignacio Peralta Sánchez está haciendo bien las cosas, por lo que finalmente será recompensado.

 

CASOS Y COSAS

Lo que mejor sienta a la juventud es la modestia, el pudor, el amor a la templanza y la justicia. Tales son las virtudes que deben formar su carácter. Sócrates.

OTRA PIEDRA EN EL ZAPATO para el gobernador Ignacio Peralta Sánchez, lo es sin duda el senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien nunca le perdonará que lo haya derrotado en dos ocasiones, cuando más seguro se sentía de llegar a la gubernatura del estado.

Se olvida de que es un representante popular, que recibe un cuantioso sueldo, dietas y regalías que no devenga. Pero lo más grave, que se pasa por el arco del triunfo que ese dinero que lo ha elevado a un nivel de bienestar, proviene del pueblo, en donde también participa esa gente a la que ha pisoteado con sus actitudes revanchistas, utilizando francotiradores de la pluma para que destruyan todo y cuanto hace el mandatario estatal.

Se el primero en comentar en "El Faro"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.