El Faro


LOS DESTRUCTORES

Gildardo García Beltrán

Ya ha trascurrido más de la mitad del año, en menos de 120 días iniciarán las fiestas decembrinas con el docenario a la morenita del Tepeyac, pero hemos estado tan distraídos con los destructores que han estado azotando al país, que el tiempo pasó prácticamente desapercibido, luego de que no podemos estar festejando tantas desgracias que lejos de alegrarnos, nos afligen.

Los de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (Cnte), por un lado haciendo perder millonadas de pesos a la iniciativa privada, originando con ello quiebre en bastantes negocios, se cancelan reservaciones y, lo más grave, se deja sin escuela a millones de niños.

Son varios años los que llevan estos retrogradas personajes, que se dicen maestros, realizando marchas, plantones, bloqueos en avenidas, carreteras y ahora hasta en las vías férreas, boicoteando al Gobierno Federal que por lo visto nada puede hacer para frenarlos luego de que toma presos a algunos de sus líderes para soltarlos enseguida.

A estos señores que de razones no entienden nada, deberían enviarlos al espacio en una nave, aunque se correría el riesgo de que allá, si llegan a escapar, bloquearían a los vuelos comerciales, la ruta de los satélites y a las rutas aeroespaciales. Total que en donde quiera que se encuentren representan un real peligro, pelearían hasta con los extraterrestres.

Porque a leguas se puede ver sus intenciones de incendiar al país, tienen bastante gente, simpatizantes que están dispuestos a todo, ya que seguramente cuentan también con una importante cantidad de armas y municiones.

Luego tenemos a los del crimen organizado, quienes son auténticas fieras, sólo que éstos no marcan su territorio con orines, sino que lo hacen con sangre, llenando de luto, dolor y desesperación a miles de familias.

Aquí, aunque parezca mentira, tampoco hay soluciones, pero sí una realidad: “Nada se mueve sin la voluntad policíaca”, así que saque sus conclusiones.

Han sido tantas las víctimas que en el Ministerio Público podría suceder que ya nada más los vayan contando para llevar una estadística, si no investigan los de la corporación policíaca que les corresponde hacerlo cuando asesinan a una persona conocida, mucho menos lo van a hacer cuando han sido tantos a los que ni se les identifica.

Consecuentemente deberemos estar preparados para iniciar y terminar un 2017 en las mismas condiciones, porque hasta donde se vislumbra, no vemos por dónde lleguen las soluciones en ambos casos, no obstante a ser de suma gravedad. Confieso, me gustaría estar equivocado.

 

CASOS Y COSAS

Dios está mirando siempre al hombre, aunque el hombre, para pecar, cierre los ojos para no ver a Dios. C. Fernández.

SIENDO HONESTOS, al senador de la República Jorge Luis Preciado no nos gustaría verlo involucrado en otra campaña política, nada más de recordar su guerra de lodo utilizada cuando participó por la gubernatura, se nos revuelve el estómago.

Obviamente sus opositores también hicieron lo suyo, pero en nada se comparó a la guerra psicológica desarrollada a través de teléfonos fijos y celulares por el entonces candidato del Partido Acción Nacional.

VIRGILIO MENDOZA Amezcua, actual diputado federal por el Pvem, ya dejó muy en claro que no hay rompimiento alguno con los lazos de amistad y políticos que de unos años a la fecha tiene con la alcaldesa Gabriela Benavides Cobos.