Dos fortalezas priístas


Miguel Angel Palomera.-

En Manzanillo se está escribiendo la historia política de dos personajes que por años han militado en el PRI y se llaman: Guillermo Topete Palomera y Francisco “Pico” Zepeda.

“Pico” ya es precandidato por el tricolor a la presidencia municipal de Manzanillo y “Topete” es un incansable luchador social, nacido de la gente humilde, trabajadora, con sensibilidad, humanismo, don de gente y una enorme conciencia además de carisma y buena voluntad.

Zepeda es, en este caso, un político con trayectoria, universitario de lucha juvenil que se comunica bien con ellos, bien intencionado, con madurez, que se apega a los tiempos y formas de hacer ese duro quehacer que es la política.

Por lo tanto se ha identificado plenamente con la población manzanillense, pues como legislador federal, desde el Congreso de la Unión, ha planteado importantes iniciativas para después convertirlas en reformas que beneficiaran sobre todo a los colimenses, haciendo allá en el palacio de San Lázaro eco de voz de la ciudadanía porteña para verse favorecidos.

En resumen, diremos que estas dos fortalezas priístas se han sumado uno a otro con la sensatez y madurez política que se requiere en estos casos para hacer equipo y fortalecer a su vez su aspiración dentro de un muy bien seleccionado equipo de campaña que además requerirá de mucho trabajo y esfuerzo para la alcanzar la meta fijada.

Sin duda, a estas alturas del partido, los simpatizantes del PRI en Manzanillo ya se habrán dado cuenta de lo que hay en proyecto por parte del partido de las mayorías. Porque a ambos ya se les cataloga como dos productos muy rentables y que son garantía de triunfo para la militancia priísta.

Aquí, por último, haremos una reflexión: Guillermo Topete, finalmente ganó, ¿qué?,¿capital político, más aceptación, incremento de sus seguidores, hombres, mujeres, niños, adultos mayores, amas de casa, les ha quedado constancia de su arrastre y popularidad incluidos hasta los de otros partidos políticos, quienes le reconocen su liderazgo y calidad moral que lo han elevado más arriba y con ello se vino a fortalecer como un personaje muy rentable electoralmente.

Guillermo Topete y Francisco Zepeda son, hoy por hoy, las dos fortalezas que el partido del PRI tiene a nivel municipal para enfrentarlos nuevos retos que se avecinan y que traerán con ello nuevas formas (de llegar a la presidencia municipal de Manzanillo), de buscarlos mecanismos adecuados para hacer una de las mejores administraciones públicas y que tomarán rumbo hacia nuevos horizontes de bienestar y prosperidad para los manzanillenses en el próximo periodo 2015-2018.