Diputado pide mesa de trabajo sobre seguridad


Anilú Salazar.-

Desde la tribuna del Congreso Estatal, el diputado Héctor Insúa instó al Ejecutivo reconocer la existencia de un grave problema de seguridad en el estado de Colima y a convocar una mesa de trabajo interinstitucional en materia de seguridad.

“El no reconocer la gravedad de un problema, es sin duda el primer paso para asegurar que éste no se resuelva. Si es que el objetivo del gobierno estatal, es desmentir la realidad que padecemos en materia de seguridad, en aras de revertir la percepción ciudadana que arroja la encuesta en turno, comete un error de cálculo imperdonable que puede acarrear funestas consecuencias para todos los que aquí vivimos”, señaló el diputado del PAN.

Insúa García argumentó frente al pleno del legislativo estatal, que lo propio es invitar a un ejercicio de reflexión serena pero profunda, que derive en un diagnóstico preciso de la situación actual en materia de seguridad, y a asumir una postura madura, inteligente y comprometida con el supremo interés general.

 El legislador albiazul formuló de nueva cuenta un llamado al Gobernador del Estado para que convoque a una mesa de trabajo interinstitucional a puerta cerrada y sin reflectores ni fotos para alguien, en la que participen los gobiernos federal, estatal y municipal, los tres poderes, las instituciones educativas, las cámaras empresariales, las organizaciones de la sociedad civil, los medios de comunicación, las asociaciones religiosas, y todo aquel que pueda y quiera contribuir a construir un entorno de rechazo a la violencia, en el que se defienda nuestro derecho a vivir seguros y en paz.

Para concluir su intervención, Héctor Insúa aclaró que responder de una manera favorable a éste llamado a revisar y en su caso redefinir la estrategia en materia de seguridad, no puede ni debe entenderse como una concesión al PAN, sino para atender con responsabilidad y en cumplimiento de un mandato constitucional, uno de los principales reclamos de una sociedad cada vez más  preocupada, indignada y herida.