Diálogo con Gaby Benavides


Mario Acevedo Manzano

 

Cada gobernante impone su sello durante su mandato como un reflejo de su conducta social y familiar. O desde otra óptica, primero es el ser humano, después su forma de ser y manifestarse; también en el gobierno se expresa la forma de ser de cada gobernante, por ello, en plática con Gaby Benavides, nos damos cuenta de sus habilidades para llevar a buen puerto en lo que resta de su mandato al gobierno municipal.

Mantener su gobierno alejado de la corrupción, lograr la máxima productividad y eficiencia en la utilización de los recursos públicos al servicio del Ayuntamiento de Manzanillo y lograr las mejores relaciones de gobierno con el estatal y federal, son algunas de las prioridades, según lo expresó en el diálogo sostenido con los integrantes del Círculo de Analistas Políticos Colimenses.

La principal virtud de Gaby, después de 11 meses de su mandato, es mantener su calidad humana, al ser la misma antes y después de ser presidenta municipal; sencilla, amistosa y amable, así se dejó ver en el diálogo sostenido con los columnistas y, además, sabe lo que está haciendo en el gobierno municipal, cuando se vislumbra un buen futuro para el desarrollo del puerto con la alianza cooperativa de los tres niveles de gobierno.

Son muchos retos los del gobierno municipal, por ejemplo, enfrentar a Pemex y CFE, empresas del Estado mexicano productoras de energía que se sitúan por encima de los gobiernos municipales y se niegan a cumplir con la normatividad en un plan de prepotencia e impunidad, acostumbrados a ver “chiquitos” a los gobiernos municipales; el mismo Gobierno Federal a veces es arrogante cuando hace aparecer las obras públicas realizadas en el territorio municipal como dádivas o favores del presidente de la República, se les olvida que la inversión pública federal es con los impuestos recaudados en el mismo territorio municipal y regresan en obra pública mucho menos de lo que recaudan, entonces no hay favores o dádivas, son actos de gobierno con equidad entre las competencias de cada nivel de gobierno.

La parte asistencialista es la cara bonita del gobierno de Gaby, la dotación de uniformes escolares, incluyendo calzado, hacen ser al gobierno municipal un aliado de las clases populares que, al recibir un apoyo del gobierno municipal, se conserve la unidad entre ciudadanos y gobierno, para lograr juntos un desarrollo social más compartido.

Por cierto, en la entrega de uniformes, a invitación de la presidenta municipal, el gobernador Nacho Peralta le da más realce al evento con su presencia, y juntos, presidenta y gobernador, mandan un mensaje de trabajo compartido.

Sobre su probable expulsión del PAN, se ve más como una venganza de Jorge Luis Preciado, pues recordemos que Gaby se negó a ser su incondicional; Preciado tiene coraje contra Gaby por los 16 mil votos de diferencia que obtuvo en su triunfo electoral y éste alcanzó menos de la mitad, por lo que le achaca su derrota, sin ver que los ciudadanos miden la competencia entre un candidato y otro, y el voto diferenciado es resultado de a quién percibe como el mejor candidato.

Nos dijo la presidenta que se defenderá en tribunales de la pretensión de la camarilla de dirigentes que la quieren expulsar y como lo dijo Rafael Moreno Valle, quien aspira a ser candidato a la presidencia de la República por el PAN: Las expulsiones solamente hacen dividir al PAN y el CEN tiene que buscar la unidad, en lugar de la división de su militancia; además, qué mal se vería el Comité Nacional expulsando a partidarios de Moreno Valle, pues esto demostrará que los dados están cargados a favor de la candidatura de Ricardo Anaya.

 

LA PIEDRA EN EL ZAPATO

El actual gobierno priísta de Sonora va en serio en contra del ex gobernador panista y de seguro pronto estará cumpliendo una condena por sus raterías; ya tienen en el fresco bote a tres de sus cómplices que se enriquecieron con recursos públicos. ¿Hasta cuándo veremos en Colima tras las rejas a quienes dejaron en bancarrota al Gobierno del Estado? Me huele a impunidad el retraso de la acción de la justicia para que paguen Mario Anguiano y su pandilla las fechorías que cometieron.

Mil 500 panistas en apoyo a Rafael Moreno Valle en su precandidatura a la Presidencia, sin la presencia de ningún dirigente estatal o municipal. Los dirigentes traen los dados bien cargados a favor de Anaya, por así convenir a la partidocracia panista que quiere hacer del PAN su instrumento en beneficio personal y Anaya se pasa de listo al pretender ser juez y parte en la contienda por la candidatura a la Presidencia de la República.