Día de Muertos

Estas fiestas nos recuerdan que hay que amar profundamente en vida. Amar, gozar, perdonar, dejar de cargar rencores, enojos, envidias, que solo hacen daño a quien las carga y son las que lo llevarán a la tumba. | Foto: Especial

Muy buenos días, hay muchas celebraciones alrededor del mundo, pero ¡como México no hay dos!, para celebrar y recordar a nuestros muertos.

En las familias hay la tradición de ir al panteón o cripta a llevar la comida, bebida, música, cigarros, en fin, todo lo que le gustaba a nuestro o nuestros festejados. También se puede poner el altar en las casas, adornando con las hermosas flores de cempasúchil, que alegran el camino junto con las velas, papel de china, banderitas de hoja de oro, calabazas, comida, bebida, etc.

Aunque hay algo que a mí me impacta muchísimo “Las Catrinas” que nacieron en manos del famoso caricaturista José Guadalupe Posada, quien logra darle toda la elegancia y glamour al esqueleto, gracias al elegante vestido lleno de encajes, lo que nos recuerda que, aunque nos colguemos todo lo que queramos, siempre seremos puros huesitos.

Estas fiestas nos recuerdan que hay que amar profundamente en vida. Amar, gozar, perdonar, dejar de cargar rencores, enojos, envidias, que solo hacen daño a quien las carga y son las que lo llevarán a la tumba.

Si sembramos amor, hermandad, amistad, caridad, compañerismo, humildad, lealtad es lo que nos lleva a trascender con nuestro Dios y volver a encontrarnos con nuestros seres queridos.  Si bien es terrible la partida de un ser amado, si se tiene la certeza de que está mejor, eso dará paz y templanza para seguir viviendo.  Hay que pensar en que ellos fueran los vivos y cómo quisiéramos que nos recordaran, sería un buen ejercicio de empatía para poder soltar.

Soy Laura Castellot Mondragón y aquí nos encontraremos dimensionando el potencial humano.

Miembro de ACPE. protocolo.colima@gmail.com, @CursosProtocolo.