Destellos villalvarenses


Salvador Olvera Cruz.-

El 19 de junio de 1939 se formó la Sociedad Cooperativa de Autotransportes Colima-Villa de Alvarez, contando en sus inicios con 21 socios. Esta surgió a raíz de haber suspendido sus actividades el servicio de tranvías que operaba de la capital del estado a Villa de Alvarez y viceversa. La cooperativa continúa en actividades, llegando a 75 años de vida.

En tanto, el 20 de junio de 1997 fue develado por el presidente municipal Alfonso Rolón Michel un busto de José María Morelos en la escuela primaria que lleva el nombre del “Siervo de la Nación”.

Este centro educativo se localiza a un costado de la Presidencia Municipal villalvarense, el más antiguo en lo referente a escuelas públicas de esta municipalidad.

En esta misma fecha, el gobernador del Estado, Carlos de la Madrid Virgen, inauguró el Centro de Integración Juvenil (CIJ), evento en que se contó con la presencia del secretario de Salud del Gobierno de la República, Ramón de la Fuente.

También estuvieron presentes el alcalde Alfonso Rolón Michel y los integrantes del patronato que hicieron posible dicha obra, encabezados por el señor Fernando Villasante Vivanco, e invitados especiales de la comunidad villalvarense.

En el renglón educativo, el 22 de junio de 1979 fueron inauguradas oficialmente en Villa de Alvarez las instalaciones del Instituto Tecnológico Regional, después de haber ocupado otros sitios en tanto se edificaba su infraestructura propia, por parte del Gobierno Federal.

De hecho, la presencia del TEC vino a representar para la comunidad estudiosa del municipio, y de la entidad, un importante paso. Poco tiempo después se vio fortalecido con los bachilleratos y centros de educación superior fundados por la Universidad de Colima.

En el historial del Instituto Tecnológico de Colima (Itcol) se registra que éste fue fundado el seis de octubre de 1976 con tres carreras: Ingeniería Industrial en Planeación, Ingeniería Industrial Eléctrica y la Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas en Planeación y Promoción, con una matrícula total de 62 alumnos y 14 trabajadores, entre directivos, docentes y administrativos.

La creación de un Itcol respondió principalmente al propósito del Gobierno Federal de establecer una alternativa de formación profesional que impulsara el desarrollo de la región en las áreas industrial y de servicios. Es importante asentar que también, gracias al empuje de la juventud colimense ante la necesidad de continuar sus estudios superiores, un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniería Eléctrica que asistía a Ciudad Guzmán, Jalisco, visitaron al entonces gobernador del estado, pidiéndole que apoyara con su gestión para que Colima tuviera su propio Instituto Tecnológico, lo cual redundaría en beneficio del estado, el entorno regional y el país en general.

De esta manera, el Instituto Tecnológico de Colima inició sus actividades en las instalaciones de la Secundaria Estatal Número 8, ya que ahí se llevaron a cabo las inscripciones y la contratación del personal. Después, en noviembre de 1976, se dio el banderazo de salida y las clases se impartieron en la Escuela Tecnológica Industrial 225, segundo hogar del Tecnológico.

Para septiembre de 1977, el Instituto inauguraba una nueva carrera, Ingeniería Bioquímica en Productos Naturales, cuyas actividades empezaron con 47 alumnos. Para entonces, la población estudiantil total era de 97 alumnos. Dos años más tarde, la Licenciatura en Informática y la de Ingeniería en Arquitectura vinieron a sumarse, mejorando el abanico de posibilidades.

Esta última tuvo su primera actualización en 1985, reorientándose como carrera pura; es decir, sólo con el perfil de Arquitectura. Posteriormente, la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales complementó la oferta educativa.

En 1978, el Itcol fue trasladado a las instalaciones que ocupa actualmente, contando entonces únicamente con dos edificios, siendo inaugurado formalmente el 22 de junio de 1979.

Para finalizar, debemos mencionar que el Tecnológico ha alcanzado a últimas fechas una alta demanda, esperándose que para el próximo ciclo escolar se tenga una matrícula de más de tres mil 200 alumnos, razón por la que se está previendo la apertura de un nuevo plantel en nuestra entidad.