Destellos porteños


Salvador Olvera Cruz

Con motivo del temporal de lluvias, la administración municipal que encabeza Virgilio Mendoza, está tomando las medidas encaminadas a ofrecer seguridad a la población tanto del medio urbano como rural.

Las previsiones contemplan también los albergues que ya han sido determinados para casos de lluvias abundantes. En ese marco, Mendoza Amezcua se está dando a la tarea de que la Conagua lleve a cabo las obras que se prometieron para garantizar la seguridad de los habitantes de las comunidades de Marabasco, El Chavarín y El Centinela.

Manifestó que el año pasado, con motivo de la tormenta tropical “Manuel”, fueron dañadas cientos de hectáreas de plátano y hortalizas; por lo que aún permanecen miles de toneladas de tierra dentro de las parcelas, demandado los campesinos de esas comunidades la obra pendiente a fin de que esta situación no vaya a repetirse.

Por lo anterior, Virgilio Mendoza ha dado a conocer que ante la amenaza de los huracanes, insistirá ante la Conagua para que esas obras que se prometieron y que se presupuestaron, se lleven a cabo.

Cambiando de tema, la Coordinación de Puertos y Marina Mercante de la SCT dio a conocer que en el primer cuatrimestre de este año, el puerto de Manzanillo movió 737 mil 62 TEUs, ritmo que de sostenerse e incrementarse, superará los dos millones a fin de año.

Igualmente, se dio a conocer que a nivel nacional se movieron un millón 89 mil 542 TEUs, cantidad en que el puerto colimense deja en claro su alto movimiento, comparado con los demás puertos del Pacífico mexicano.

Queda claro que Manzanillo continúa como líder nacional en el movimiento de contenedores, al movilizar el 67 por ciento de los TEUs que arriban a los puertos mexicanos, sin duda es el resultado de las inversiones y modernización de nuestro puerto, como también del eficiente trabajo encaminado a ofrecer seguridad.

El presidente de la Comisión de Puertos y Marina Mercante de la Cámara de Diputados, Arnoldo Ochoa González, indicó que el que se hallan asegurado 230 mil toneladas de mineral debe de verse como algo positivo, porque malo sería que a pesar de haber sido extraído, éste hayan salido del país.

Citó como ejemplo lo que pasaba en Lázaro Cárdenas, donde el crimen organizado cobraba cuotas por cada tonelada de mineral exportado, o se lo robaban para sacarlo del país, algo que no debe de suceder aquí.

Además, aseguró que la eficiencia y seguridad del puerto es algo que se está haciendo bien, lo que le da un plus internacional. “Y en eso está enfocado el director de API, Jorge Rubén Bustos, junto con el resto de autoridades y la comunidad portuaria”.

Ponderó lo positivo que resulta combatir el tráfico ilegal de mercancías, porque hay convenios internacionales que obligan a cumplir con estándares de seguridad y para ello es que se puso en marcha el nuevo esquema de protección portuaria, para dar seguridad a las personas y a las mercancías en los recintos portuarios.

Asimismo, refirió la necesidad de seguir mejorando junto con todos los actores portuarios, y el compromiso de reducir de siete a cinco días la estadía de los contenedores, dentro del puerto comercial.

En cambio, donde las cosas no caminan, es en el sistema de prepago, sistemáticamente anunciado, sin que se concrete, pues se ha dado a conocer un nuevo retraso en la instalación de las “terminales” en los camiones urbanos, situación que ha provocado que los 25 mil estudiantes con credencial de la FEC no puedan usarla.

Ante lo anterior, las credenciales que se comenzaron a vender en 80 pesos cada una, al doble del costo anterior, fundamentaron su compra porque servirían para pagar el pasaje urbano en lugar hacerlo con efectivo; sin embargo, su uso se ha ido postergando en forma sistemática.

Al respecto, el delegado de la Federación de Estudiantes Colimense (FEC), Víctor Matus, dijo que ahora el compromiso es que puedan comenzarlas a utilizar a finales de la primera quincena del mes junio.

Cabe mencionar que en Manzanillo hay 250 camiones urbanos y hasta la fecha, es mínima la cifra de unidades que ya cuenta con la terminal para poder usar las tarjetas de prepago, de tal forma que usarlas así ocasionaría problemas si el estudiante no trae efectivo y el camión no tiene la terminal instalada.

La fecha fatal es el 15 de junio, cuando esta terminal, que cuesta 10 mil pesos, debe estar funcionando, esperándose se cumpla con el tiempo pactado.